Por RICK KELLEY, Redacción

SAN BENITO — La primera casa remodelada bajo los programas de Asistencia y Reembolso para Propietarios de la Oficina General de Tierras de Texas fue entregada a los propietarios el lunes en 733 Freddy Fender Lane. Y la casa, muy dañada por las inundaciones, se convirtió en una verdadera belleza. “Este es nuestro primer programa de asistencia y reembolso para propietarios de viviendas y es un programa de dos partes”, dijo Brittany Eck, directora de comunicaciones de Recuperación por Desastre en Texas GLO. “Durante el huracán Harvey, administramos el Programa de asistencia para propietarios de viviendas y el Programa de reembolso para propietarios de viviendas por separado. Los hemos combinado para los fondos que recibimos para los desastres de 2018 y 2019, para los cuales aquí en el Valle del Río Grande hay tres condados elegibles (Cameron, Willacy e Hidalgo) y luego Jim Wells también”.

Hasta el viernes, los propietarios de viviendas en el Valle del Río Grande habían presentado un total de 666 solicitudes de asistencia y reembolso.

Eck dijo que el proceso de solicitud para que los propietarios presenten una solicitud en el sitio web de Texas GLO en https://recovery.texas.gov se ha simplificado y es más fácil para desplazarse. Ella dijo que aún hay fondos disponibles e instó a los propietarios con gastos por daños por inundaciones a sus propiedades a que presenten su solicitud.

Eck dijo que la casa en Freddy Fender Lane en la esquina de 77 Sunshine Strip, propiedad de Miguel y Dahlia Rodríguez, fue una reconstrucción completa después de que se determinó que las meras reparaciones no serían suficientes.

El financiamiento provino de la GLO que asignó $137.8 millones en fondos de Recuperación por Desastre de Subvenciones en Bloque para el Desarrollo Comunitario del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los EEUU para la recuperación de viviendas y reembolsos luego de las graves inundaciones en 2018 y 2019 en el sur de Texas y el Bajo Valle del Río Grande. “El terreno estaba tan bajo aquí que el agua pasaba directamente por la parte trasera”, dijo Dahlia Rodríguez. “Y había tantas cosas debajo de la casa, escombros, pero toda el agua subió y todos los escombros, y se quedó allí durante días”.

“Entró un poquito y se vino abajo al día siguiente, pero lo que realmente noté fue todo lo que había estado allí y se pudrió toda la madera alrededor de toda la casa”,

agregó.

A los Rodríguez se les reembolsó la rehabilitación completa de su casa de dos dormitorios y dos baños. El financiamiento limita el reembolso de gastos de cada propietario a $50,000, dijo Eck.

“Esto es increíble porque ellos pueden elegir los colores, los acabados, todo ese tipo de cosas, por lo que se emocionan mucho una vez que está todo junto”, mencionó Eck.

Dahlia Rodríguez dijo que eso significa que la pareja puede quedarse en la misma casa en la que creció su esposo.

“Él ha estado aquí de por vida, nunca se ha mudado”, dijo Dahlia. “Esta casa, su papá la construyó toda, en pedazos. Y no teníamos electricidad en algunas partes de la casa. Tuvimos que pasar cables por todo el lugar. Era viejo”.

Ahora está completamente cableado, con aire acondicionado y calefacción centralizados también.

“Marca una gran diferencia para nosotros”, dijo Miguel Rodríguez.