Por STEVE CLARK Redacción

Toda la historia que tiene un lugar como Brownsville puede ser difícil de rastrear.

No obstante, la Asociación Histórica de Brownsville (BHA, por sus siglas en inglés) ha asumido la tarea de hacer un inventario, catalogar y digitalizar las miles de fotografías y documentos que componen sus archivos, alojados en las bóvedas a prueba de fuego e inundaciones de la Plaza del Mercado ocupadas por las oficinas de la ciudad hace mucho tiempo. Los archivos estarán cerrados mientras todo esto sucede, y podría llevar un tiempo, dijo la directora ejecutiva de BHA, Tara Putegnat.

“Podríamos reabrir eso dentro de unos meses”, dijo. “Es solo que hemos tenido escasez de personal”.

Lleva mucho tiempo administrar los archivos en su estado actual y no es realmente viable sin suficiente personal, lo cual motivó la decisión de BHA de cambiar, actualizar y modernizar, dijo Putegnat. No es una empresa pequeña arreglar los archivos, que son utilizados principalmente por estudiantes u otras personas que realizan investigaciones para artículos o libros sobre la ciudad, y que pagan una tarifa por el acceso a los recursos, dijo.

“Es bastante abrumador, debo decirlo”, dijo Putegnat. “Son muchas fotos y solo trozos de papel individuales. Y luego también estamos rehaciendo el centro de archivos. Esperamos abrir un centro de investigación allí, donde la gente pueda venir y sentarse frente a una computadora e investigar. Eso está en construcción, que es parte de la razón por la que hemos tenido que suspenderlo. … También quieres que puedan (acceder) a él en casa, después de toda la situación de COVID”.

Una colección digitalizada también requiere menos tiempo para administrar, dijo. Putegnat dijo que BHA está en proceso de solicitar subvenciones para pagar la digitalización, que probablemente costará alrededor de $20,000.

“Sentimos que también podríamos brindar un mejor servicio si la colección fuera digitalizada y fácilmente accesible a través de nuestro sitio web o algún otro portal”, dijo.

Putegnat dijo que el plan es que el centro de investigación, que describió como “básicamente una especie de biblioteca” y que podría tardar un año en completarse, tenga un horario regular en lugar de estar abierto solo con cita previa. Otra parte de la tarea en cuestión implica establecer la propiedad de BHA de todo en sus archivos, como lo hacen la mayoría de los centros de investigación y universidades, dijo.

“Por supuesto que queremos poder proporcionar ese material al público, pero para los propósitos de BHA mantendríamos la copia correcta, por lo que tendríamos que controlar eso mejor en cuanto a lo que se publica en línea o lo que se imprime, cosas así,” declaró Putegnat.

Ella pidió la paciencia del público mientras no se puedan acceder a los archivos.

“Esperamos volver a abrir pronto y brindar un mejor servicio”, dijo Putegnat. “Me doy cuenta de que es un inconveniente para algunos, pero al final creo que la gente realmente disfrutará el resultado”.

Mientras tanto, la exhibición del Smithsonian Water/Ways de BHA se amplió hasta el 27 de noviembre. Water/Ways presenta una selección de fotografías, objetos, audio de películas e interactivos para explorar el movimiento interminable del ciclo del agua, el efecto del agua en el paisaje, el asentamiento y la migración y su impacto en la cultura y la espiritualidad, según el Smithsonian.

La exhibición itinerante es una de los programas que reúne el Museo Smithsonian on Main Street para ser asequible a los pequeños museos, dijo Putegnat, describiéndola como esencial sobre “todo lo que el agua significa para la humanidad”.

“Hemos estado en una lista de espera durante aproximadamente dos años para esto, así que estamos emocionados de tenerlo”, dijo. “Es la primera”.

La exhibición Water / Ways se puede ver de martes a sábado de 10 a.m. a 4 p.m. en el Edificio Histórico Alonso, 510 E. St. Charles St.