Por LAURA B. MARTINEZ, Redacción

Karina Bruno, una mamá de Los Fresnos, sabía que tan pronto como las vacunas COVID-19 estuvieran disponibles para los niños, quería vacunar a su hija Krystal de 11 años.

Cuando le dijeron que la Facultad de Medicina del Valle del Río Grande de UT Health iba a administrar las vacunas a niños de entre 5 y 11 años el viernes, llevó a su hija al campus de la universidad.

“Lo supe de inmediato”, dijo Karina Bruno. “Cuando empezaron a decir que los niños iban a poder vacunarse, era solo una forma de tenerla un poco más segura que no vacunarse en absoluto. Recomiendo que todos se vacunen para que podamos volver a la normalidad”.

Krystal, una estudiante de la escuela primaria Lopez-Riggens en Los Fresnos, dijo que se sentía bien vacunarse pero que estaba nerviosa. Ella pensó que la vacuna iba a doler, pero no fue así, dijo.

Ella es la primera de sus amigas en recibir la vacuna, dijo, y explicó que planeaba decirles a sus amigas que “vengan y se vacunen. Quería obtener la vacuna para estar protegido”.

La Facultad de Medicina del Valle del Río Grande de UT Health puso a disposición el viernes las vacunas Pfizer COVID-19 para niños entre las edades de 5 y 11 a cualquier padre que quisiera que sus hijos fueran vacunados.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades aprobaron el martes la vacuna para niños de escuela primaria.

Los niños que reciben la primera dosis necesitarán una segunda dosis de la vacuna tres semanas después de su primera inyección.

Michelle Costley, una enfermera practicante, le administró la inyección a Krystal y habló con ella para ayudar a aliviar el nerviosismo que la joven podría estar experimentando.

“Lo estás haciendo bien”, le dijo Costley tan pronto como estaba a punto de terminar de administrar la vacuna.

Costley dijo que la mayoría de los niños que se presentaron más temprano en el día manejaron bien la vacuna.

“Han sido muy valientes”, dijo Costley. “Había una niña que lloraba un poco pero la mayoría son muy valientes. Lo están haciendo muy bien.”

La Dra. Cristel Escalona, pediatra y jefa de pediatría de la Facultad de Medicina de la UTRGV, dijo que está muy emocionada y feliz de que estos jóvenes finalmente tengan la oportunidad de recibir la vacuna.

“Todos sabemos y entendemos que si vacunamos a esta población, tenemos una posibilidad real de reducir las cifras y reducir la cantidad de daño que el COVID-19 hace a nuestras comunidades”, dijo Escalona en un comunicado de prensa.

El miércoles, el Distrito Escolar Independiente de Brownsville llevará a cabo una clínica para niños de 5 a 11 años. La clínica se llevará a cabo a partir de las 4 p.m. a las 8 p.m. en el Centro de eventos de Brownsville en 1 Event Blvd.

lmartinez@brownsvilleherald.com