POR MARK REAGAN, Redacción

Un hombre está bajo arresto después de que la Patrulla Fronteriza dijera que condujo un “pseudo coche fúnebre” hasta el puesto de control de Falfurrias, alegando estar transportando los restos de un veterano de la Marina fallecido en lo que se determinó que era una procesión fúnebre falsa.

Dentro de ese vehículo, que según la Patrulla Fronteriza fue conducido por Zachary Taylor Blood, había un “ataúd oxidado y abollado” donde los agentes encontraron a dos personas hacinadas en el interior que se determinó que estaban en el país ilegalmente, según una denuncia penal.

El presunto intento de contrabando ocurrió el martes alrededor de las 12:05 p.m.

Durante el encuentro inicial, el agente principal, él mismo un veterano militar, le preguntó a Blood qué transportaba en el área de carga.

“Blood respondió al agente, ‘Tipo muerto, tipo de la Marina’. El agente principal, quien es un antiguo veterano militar, procedió a mirar hacia el área de carga e inmediatamente notó un ataúd oxidado y abollado”, dice la denuncia.

La Patrulla Fronteriza dice que una bandera estadounidense estaba crudamente pegada en el ataúd con cinta de embalaje transparente y atada con cremallera en una esquina.

Un agente canino, que también era un veterano, pidió consentimiento para abrir la puerta mientras el perro alertaba simultáneamente sobre la escotilla trasera del vehículo, según la denuncia.

Este agente también observó las mismas discrepancias que el agente principal porque debido a su experiencia previa, sabía que este no era un protocolo estándar para las procesiones funerarias militares, dijeron los agentes en la denuncia.

La Patrulla Fronteriza luego dirigió a Blood a la secundaria para una inspección más exhaustiva donde los agentes descubrieron a los dos hombres, que son primos, dentro del ataúd, dicen las autoridades.

Blood se negó a hablar con los investigadores de la Patrulla Fronteriza sin la presencia de un abogado, y los primos, que habían cruzado ilegalmente el Río Grande el lunes, dijeron que la temperatura en el ataúd era alta y que tenían dificultad para respirar, según la denuncia.

Se programó que Blood hiciera una aparición inicial el jueves por la mañana en la corte federal de Corpus Christi frente al juez federal Mitchel Neurock, según indican los registros judiciales.

mreagan@themonitor.com