BROOKSHIRE, Texas (AP) -— Nadie resultó gravemente herido cuando un avión que llevaba pasajeros al juego de la Serie de Campeonato de la Liga Americana en Boston se salió de una pista y se quemó el martes por la mañana cerca de Houston, dijeron las autoridades.

El McDonnell Douglas MD-87 transportaba a 21 personas cuando rodó a través de una cerca y se incendió mientras intentaba despegar del Aeropuerto Ejecutivo de Houston en Brookshire, dijo la Administración Federal de Aviación.

Todos salieron del avión de manera segura y la única lesión reportada fue un pasajero con dolor de espalda, dijo el juez del condado de Waller Trey Duhon en Facebook. Duhon, quien es el funcionario electo más alto del condado, dijo a los medios de comunicación que el grupo se dirigía a ver el Juego 4 de la ALCS entre los Astros de Houston y los Medias Rojas de Boston el martes por la noche.

Cheryl McCaskill, del suburbio Cypress de Houston, estaba a bordo del avión y le dijo al Houston Chronicle que se sentía “temblorosa y conmocionada” después de salir corriendo del avión en llamas con su camiseta de los Astros.

“Cuando finalmente se detuvo, todos dijeron ‘salgan, salgan, salgan’ ”. Saltamos sobre esa cosa inflable y luego todos se fueron ‘escapando’ ”, dijo McCaskill.

La FAA y la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte investigarán.

El portavoz de la NTSB, Keith Holloway, dijo que la agencia estaba reuniendo al equipo de investigadores que probablemente no llegaría a Texas hasta el martes por la noche, y que probablemente examinaría el registrador de datos de vuelo de la aeronave.

El avión está registrado a nombre de una empresa de inversiones del área de Houston.