Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO — Un tribunal federal rechazó el pedido de la Fiscalía General de la República, de desechar el amparo con el que Francisco Javier García Cabeza de Vaca tiene suspendida la orden de aprehensión en su contra por delincuencia organizada y lavado de dinero. El Primer Tribunal Colegiado de Tamaulipas resolvió que es infundado el recurso de queja de la FGR contra la decisión del Juzgado Octavo de Distrito en dicha entidad, de admitir la demanda del gobernador, ya que los argumentos de la Fiscalía son atendibles en la sentencia de amparo y no en este tipo de recursos.

“Por ello, se estima que el juez de Distrito actuó de forma prudente al admitir la demanda de amparo respecto de esos actos de autoridad, pues el pronunciamiento respectivo requiere de mayores datos y un estudio más exhaustivo, lo que es propio de la sentencia definitiva”, se lee en el fallo. “Máxime que la admisión de la demanda de amparo no implica que el juzgador esté imposibilitado para examinar con posterioridad causas que sobrevengan o que sean anteriores a dicha admisión y que determinen, conforme a la ley, el sobreseimiento en el juicio de amparo, pues su procedencia es cuestión de orden público”. La Fiscalía alegó que el amparo debía ser desechado porque está dirigido contra el inicio y trámite de la investigación, actuaciones que por regla no pueden ser suspendidas ni paralizadas; y también, porque la declaratoria de procedencia del Congreso de la Unión es inatacable legalmente. La FGR también sostuvo que la demanda de garantías de García Cabeza de Vaca fue admitida bajo el argumento de que su desafuero está pendiente de resolución judicial, lo cual asegura que es incorrecto porque desde el 30 de abril la Cámara de Diputados le retiró la inmunidad procesal.

Según el fallo, el Gobernador tamaulipeco manifestó en su demanda que si bien el Congreso de la Unión decretó su desafuero, esa decisión no fue homologada por el Poder Legislativo estatal, además de que la declaratoria de procedencia federal está impugnada mediante una controversia constitucional.

Ante la disputa, el tribunal colegiado consideró que la FGR pretende que ahora se juzgue que el requisito de procedibilidad del desafuero está cumplido, pero eso equivale a exigir en un recurso de queja un pronunciamiento de fondo que es propio de una sentencia definitiva de amparo.

“Las recurrentes pretenden, que a través de este recurso se determine que el juicio de amparo es improcedente porque el requisito de procedibilidad se encuentra satisfecho… es decir, pretenden que se analice la constitucionalidad de una orden de aprehensión, de la cual inclusive se desconoce su existencia”, estimó el colegiado.

“El juez de Distrito puede válidamente admitir a trámite la demanda de amparo promovida por el quejoso en contra de una orden de aprehensión, para anali- zar en su oportunidad la constitucionalidad de ese mandato de captura, es decir, si cumple, entre otros, con el requisito de procedibilidad”.

El 30 de abril pasado la Cámara de Diputados aprobó el desafuero de García Cabeza deVaca por un presunto fraude fiscal de 6.5 millones de pesos, pero el mismo día el Congreso de Tamaulipas frenó la declaratoria de procedencia contra el Gobernador.

También en esa fecha un juez federal del Estado de México giró una orden de aprehensión contra el mandatario estatal por lavado y delincuencia organizada, y no fue por defraudación fiscal, el delito autorizado por el Congreso de la Unión.

El mandato de captura está relacionado con una presunta trama de lavado de dinero mediante la que García Cabeza de Vaca vendió su departamento de más de 42 millones de pesos en Bosques de Santa Fe, a un empresario al que, a su vez, le habrían triangulado recursos del Gobierno estatal.