Tormenta tropical Ida en vías de ser un peligroso huracán

MIAMI, Florida — La tormenta tropical Ida se formó el jueves en el Caribe y los meteorólogos informaron que su trayectoria apunta a la costa estadounidense del Golfo de México, lo que llevó al gobernador de Luisiana a declarar un estado de emergencia.

“Por desgracia, toda la costa de Luisiana se encuentra en estos momentos en el cono de previsión de la tormenta tropical Ida, que es cada vez más fuerte y podría llegar a la costa de Luisiana como un huracán de gran magnitud, ya que las condiciones en el Golfo son propicias para se intensifique rápidamente”, dijo Edwards.

“Para el sábado por la noche, todos deberían estar en el sitio donde pretenden pasar la tormenta”, añadió el gobernador.

Según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, se anticipa que Ida atraviese la franja occidental de Cuba —rica en el cultivo de tabaco — a partir del viernes aún como tormenta tropical y posteriormente se fortalezca antes de llegar a la costa del Golfo el domingo.

“Existe un riesgo cada vez mayor de marejadas ciclónicas que pongan la vida en riesgo, vientos huracanados dañinos y fuertes lluvias entre domingo y lunes, sobre todo en la costa de Luisiana”, dijo el Centro de Huracanes.

“En efecto, Ida tiene el potencial de ser muy perjudicial”, dijo Brian McNoldy, un investigador de huracanes de la Universidad de Miami.

A última hora del jueves, Ida tenía vientos máximos sostenidos de 65 kilómetros por hora (40 millas por hora) y se desplazaba hacia el noroeste a unos 20 km/h (13 mph).

Su vórtice estaba a unos 195 kilómetros (120 millas) al oeste de Negril, Jamaica, y a unos 185 kilómetros (115 millas) al sureste de Gran Caimán.

Los vientos con fuerza de tormenta tropical se extendían hasta 110 kilómetros (70 millas) al norte del centro.

Se prevé que la tormenta deje entre 15 y 30 centímetros (6 y 12 pulgadas) de lluvia en partes de Jamaica, Cuba y las islas Caimán, con la posibilidad de precipitaciones más intensas en zonas aisladas.

Los meteorólogos advirtieron de posibles inundaciones repentinas y deslaves y marejadas ciclónicas de entre 60 y 120 centímetros (2 a 4 pies) por encima de lo normal, junto con “olas grandes y destructivas”.

El gobierno de las Islas Caimán dijo que las oficinas gubernamentales no esenciales cerraron a las 2:30 p.m. del jueves y se activaron cuatro refugios.