Corte Suprema de Texas bloquea orden de uso de cubrebocas en escuelas de San Antonio

Por JUAN A. LOZANO/Associated Press

HOUSTON — La Corte Suprema de Texas bloqueó temporalmente el jueves un mandato de uso de cubrebocas emitido por San Antonio y el Condado de Bexar para sus escuelas públicas, un golpe a los esfuerzos de algunas ciudades, condados y distritos escolares para desafiar la prohibición del gobernador republicano Greg Abbott de tales medidas.

El fallo se produjo en una demanda de San Antonio y el Condado de Bexar, una de al menos nueve que han sido presentadas por ciudades, condados y distritos escolares contra Abbott por su prohibición de los mandatos de uso de cubrebocas. En medio de un aumento en los casos de COVID-19 que ha abrumado a muchos hospitales en todo el estado, al menos 10 condados y ciudades y 63 distritos o sistemas escolares en Texas han impuesto mandatos de uso de cubrebocas para frenar la propagación del COVID-19.

Abbott ha argumentado que una ley conocida como Ley de Desastres de Texas le otorga un amplio poder para decidir cuál es la mejor manera de responder a situaciones de emergencia, incluida la posibilidad de prohibir los mandatos de enmascaramiento durante una pandemia. En una orden de emergencia emitida el mes pasado, Abbott reafirmó su prohibición de los mandatos de uso de cubrebocas por parte de cualquier entidad gubernamental estatal, del condado o local.

Los condados, ciudades y distritos escolares dicen que Abbott se ha excedido en su autoridad. Los condados de Dallas y Harris, dos de los condados más poblados del estado, se encuentran entre los que han impuesto mandatos de uso de cubrebocas.

La semana pasada, un juez otorgó al Condado de Bexar y San Antonio una orden judicial temporal que suspendió la prohibición de Abbott en espera de juicio en esa demanda. La Oficina del Procurador General de Texas pidió al tribunal superior estatal que suspendiera la orden judicial. La Corte Suprema de Texas había suspendido anteriormente las órdenes de restricción temporales emitidas a favor de los condados de Bexar, San Antonio y Dallas.

En su orden del jueves, el tribunal dijo que la supervisión de las decisiones sobre los mandatos de uso de cubrebocas ha estado en manos del gobernador y que “ese statu quo” debería permanecer vigente mientras los tribunales examinan el asunto.

“Este caso, y otros similares, no se trata de si la gente debería usar cubrebocas o si el gobierno debería obligarlos a hacerlo. Más bien, estos casos solicitan a los tribunales que determinen qué funcionarios del gobierno tienen la autoridad legal para decidir cuál será la posición del gobierno sobre tales cuestiones”, dijo el tribunal.