Por FÉLIX MÁRQUEZ y FABIOLA SÁNCHEZ Associated Press
VERACRUZ, México (AP) — Grace tocó tierra el sábado por segunda vez en suelo mexicano, ahora en el estado de Veracruz y con fuerza de huracán categoría 3, después de provocar destrozos en la península de Yucatán.

Grace estaba empapando pequeñas poblaciones turísticos y de pescadores al tocar tierra por segunda vez en el país en apenas dos días.

AVISO LOCAL. Cierran playas en el Condado de Cameron

El meteoro perdió algo de potencia el jueves al cruzar la península de Yucatán, la principal franja turística de México, pero rápidamente se recuperó ayudado por la temperatura cálida del Golfo de México a medida que se acercaba a tierra firme.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, con sede en Miami, informó que Grace tenía el sábado vientos máximos sostenidos de 205 kilómetros por hora (125 millas por hora). Precisó que su vórtice tocó tierra a 55 kilómetros al sur-sureste de Tuxpan, en el estado de Veracruz. Avanzaba al oeste a 17 km/h (10 mph).

Los vehículos yacían bajo una estructura metálica derribada por los vientos del huracán Grace en Playa del Carmen, estado de Quintana Roo, México, el jueves 19 de agosto de 2021. La tormenta de categoría 1 tocó tierra a las 4:45 am, justo al sur de la antigua Templos mayas de Tulum, azotando la costa caribeña con fuertes lluvias y provocando una peligrosa marejada ciclónica. (Foto AP / Marco Ugarte)

Los meteorólogos dijeron que Grace perderá fuerza rápidamente al chocar con la Sierra Madre Occidental de México, a medida que avanza tierra adentro y lleva lluvias fuertes hacia el corazón del país, incluida la Ciudad de México y sus alrededores. Los meteorólogos dijeron que podría caer de 15 a 30 centímetros (6 a 12 pulgadas) de lluvia, o más en algunas zonas aisladas, lo que trae amenaza de inundaciones repentinas, aludes de lodo e inundaciones urbanas.

Horas antes de llegar a tierra, el huracán generó vientos fuertes, oleaje alto y lluvias en varias poblaciones del estado de Veracruz, como Tuxpan, Poza Rica, Xalapa, el puerto de Veracruz y Catemaco, así como en localidades costeras de otros estados con costa en el Golfo de México, como Tabasco y Tamaulipas, precisó el Servicio Meteorológico Nacional de México.

Algunos pescadores sacaron sus embarcaciones del mar y las llevaron hacia el interior para evitar que sufrieran daños, y los comerciantes colocaban láminas de madera sobre las ventanas y vidrieras de sus locales para protegerlos.

El encargado de la Subdirección General Técnica de la Comisión Nacional de Agua (Conagua), Heriberto Montes Ortiz, informó que Grace podría generar un incremento en los caudales de ríos y arroyos, así como inundaciones en zonas bajas, con posibilidad de deslizamientos de terreno y afectaciones en caminos y tramos carreteros.

Ante las previsiones, Conagua mantiene vigilancia en los ríos, presas y localidades ubicadas en la zona de lluvias, particularmente en los estados de Veracruz, Puebla, Hidalgo y Tlaxcala.

El huracán pasó el jueves cerca de Tulum, una ciudad turística célebre por sus ruinas mayas al lado del mar. Algunas familias vivieron horas de terror en sus refugios debido a las ramas que caían y los escombros voladores.

El gobernador del estado de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, informó que Grace dejó sin luz a unos 84.000 usuarios en Cancún y 65.000 en Playa del Carmen, Cozumel, Puerto Aventura y Tulum. Dijo que no se reportaron muertes.