Por BENITO LÓPEZ Agencia Reforma

VICTORIA, Tamaulipas — Desde el lunes, Tamaulipas aplica ley seca y se implementan restricciones a negocios, a tres días del mayor aumento en contagios de COVID, en lo que va de la pandemia, con 630 casos nuevos. En un decreto con vigencia hasta el 31 de agosto, el Comité Estatal de Seguridad en Salud determinó que 23 de los 43 municipios, entre ellos seis de las localidades con mayor población, retroceden de Fase III a Fase II, lo que equivale un severo confinamiento y disminución de la movilidad.

Entre los comercios que deben cerrar de lunes a domingo se encuentran centros de espectáculos y nocturnos, tabernas, cabarets, discotecas, ferias, conciertos y shows.

La medida sanitaria se amplía a circos, juegos mecánicos e infantiles semifijos.

Según el decreto, los domingos cierran salones de belleza, barberías, estéticas, peluquerías y salones de manicura y pedicura, así como giros de papelerías, escolares y computadoras.

Asimismo queda prohibida la venta de alcohol sábados y domingos en tiendas de autoservicio.

Restaurantes y servicios de preparación de alimentos reducen capacidad a un 60 por ciento y podrán operar hasta las

23:00 horas. La venta de alcohol en estos comercios también se restringe hasta las 22:30 horas y quedan prohibidos los bufetes, así como la música en vivo.

Los gimnasios se mantienen abiertos, con un aforo máximo del 35 por ciento por área y hasta del 50 por ciento al aire libre.

Aunque no cierran, los tianguis reducen sus instalaciones a un 40 por ciento y su capacidad al 30 por ciento. “Cada puesto deberá estar distanciado al menos 5 metros uno de otro y se prohíbe la venta a personas que no porten cubrebocas, no se apliquen gel antibacterial y no guarden sana distancia”, señala.

Hoteles y servicios de alojamiento temporal reducen capacidad al 60 por ciento y el uso de alberca será por horarios, sólo para huéspedes.

Las guarderías privadas disminuyen la capacidad a un 35 por ciento, y en caso de que se registre un brote deben cerrar de “forma inmediata”.

Zapaterías, tiendas de ropa y joyerías pueden operar con un aforo de 50 por ciento, de lunes a domingo hasta las 20:00 horas, mientras que en la fase dos cierran a la medianoche.

Las tiendas de autoservicio quedan con una capacidad de 60 por ciento y se permite el ingreso de una persona por familia y venta de alcohol hasta las 20:00 horas de lunes a viernes.

El transporte público reduce la capacidad a un 50 por ciento, con servicio de lunes a domingo hasta las 00:00 horas. Iglesias reducen el aforo a un 50 por ciento, un solo acceso, con servicio de 5 días a la semana, miércoles, jueves, viernes, sábado y domingo. En cuanto a la movilidad se aplica el doble no circula en El Mante, Matamoros, Reynosa y Nuevo Laredo.