Por PAUL J. WEBER

AUSTIN, Texas (AP) — El gobernador de Texas, Greg Abbott, dio positivo el martes en una prueba diagnóstica de coronavirus, informó su oficina, que aseguró que se encuentra en buen estado de salud y no experimenta síntomas.

Abbott, que se vacunó en 2020, estaba aislado en la mansión del gobernador en Austin y recibiendo un tratamiento de anticuerpos monoclonales, dijo el portavoz Mark Miner en un comunicado.

Los casos de coronavirus se han disparado en el estado y los hospitales están al límite. Más de 11.500 pacientes estaban hospitalizados con el virus el lunes, los niveles más altos desde enero.

El resultado positivo en la prueba se dio a conocer un día después de que Abbott tuiteara una foto suya sin cubrebocas mientras hablaba en un lugar cerrado cerca de Dallas ante un grupo de sus colegas republicanos, la mayoría de los cuales tampoco portaba mascarilla.

Jack DeSimone, presidente del Republican Club en Heritage Ranch, dijo que no le gustaba “tener conversaciones como esta” y se negó a comentar más sobre la aparición de Abbott con el grupo.

Miner dijo que el discurso del gobernador al grupo fue su único evento público esta semana. Dijo que Abbott dio negativo el lunes y que nadie más en el personal dio positivo.

Abbott se ha opuesto firmemente a los mandatos de cubrebocas para las escuelas públicas y esta semana vio distritos desafiantes en algunas de las ciudades más grandes del estado, que son administradas por demócratas, que requieren cubrirse la cara de todos modos. Abbott y el fiscal general Ken Paxton, un compañero republicano, están luchando contra los distritos escolares en los tribunales.

La esposa de Abbott, Cecilia Abbott, dio negativo. El gobernador se había hecho la prueba todos los días y Miner dijo que “todas las personas con las que el gobernador ha estado en estrecho contacto hoy han sido notificadas”.