La depresión tropical Grace se espera que tome rumbo al suroeste del Golfo de México el viernes por la mañana como tormenta tropical, amenazando el noreste de la costa de México el sábado, informó el Centro Meteorológico Nacional del Clima en Brownsville (NWS por sus siglas en inglés) el lunes, en sus plataformas digitales.

“Los residentes del Valle de Texas deben seguir vigilando el progreso de Grace durante los próximos días” instó el NWS.

De acuerdo al NWS, el impacto que la Costa de Texas podría presentar por la tormenta Grace a partir del viernes y el fin de semana es:

  • La acción elevada de las olas del golfo resulta en una posible erosión de la playa.
  • Condiciones peligrosas para nadar, con oleaje alto y corrientes de resaca elevadas en las playas.
  • Las bandas de lluvia de Grace podrían producir algunos períodos de fuertes lluvias en partes del sur profundo de Texas a partir del viernes por la noche o el sábado.

Por su parte Fred recuperó el domingo la categoría de tormenta tropical sobre el Golfo de México, apenas horas antes de que Grace se debilitara a depresión tropical, informó el Centro Nacional de Huracanes en Miami.

Se prevé que Fred avance sobre el golfo antes de llegar a la costa estadounidense incluso el lunes por la tarde, indicaron meteorólogos. Se instó a la gente desde Alabama al centro de la franja noreste de Florida a que esté atenta a la evolución del meteoro.
Se emitió un aviso de tormenta tropical para el noroccidente de Florida, desde Navarre hasta la línea entre el condado Jefferson y el de Wakulla, lo que significa que se esperan condiciones de tormenta tropical en alguna parte dentro de esa área en las próximas 24 horas.
Además, se emitió un aviso de marea de tormentas para parte del área Big Bend de Florida.
Los vientos máximos sostenidos del sistema se ubicaban en 75 kilómetros por hora (45 millas por hora) el domingo por la noche.
El gobernador de Florida, Ron DeSantis, declaró el estado de emergencia para la franja noroccidental del estado. Y la gobernadora de Alabama, Kay Ivey, emitió un comunicado señalando que su gobierno vigilaba el clima y “estará listo para actuar a nivel estatal si es necesario”.

Con información de The Associated Press.