Por GARY LONG, El Nuevo Heraldo

A medida que el Distrito Escolar Independiente de Brownsville se reabre completamente para la instrucción en persona el martes, se requerirá que todos los estudiantes y el personal usen cubrebocas, decidió la Mesa Directiva de BISD en una reunión el jueves en la que Brownsville se unió a los distritos de todo el Valle del Río Grande en un desafío del edicto del gobernador Greg Abbott contra los mandatos de los cubrebocas.

La decisión de exigir cubrebocas para todos los estudiantes, el personal y los visitantes en todos los campus y edificios del distrito puso en marcha hasta nuevo aviso una pieza crucial del plan de reapertura segura del distrito, el cual ha estado en desarrollo durante los 18 meses desde que comenzó la pandemia de COVID-19. Lo que se produjo en medio de la rápida propagación de la variante Delta, mucho más contagiosa, una campaña de vacunación en curso del BISD y una petición para que todos los que son elegibles para la vacuna se pongan la inyección.

Cualquier persona de 12 años o más es elegible para recibir la vacuna Pfizer-BioNTech de dos inyecciones lo que deja una gran parte de la población escolar actualmente no elegible para la vacunación. Se espera la autorización para que los niños más pequeños reciban la vacuna antes de fin de año.

BISD llevó a cabo clínicas de vacunación de la primera vacuna junto con eventos para conocer al maestro en todas las escuelas primarias el miércoles y en todas las escuelas secundarias tempranas el jueves. Los eventos para conocer al maestro están programados de 3 a 7 p.m. los lunes en todas las escuelas intermedias, donde las primeras vacunas estarán disponibles gratis para cualquier persona elegible.

BISD ha conducido una campaña de vacunación agresiva desde que las vacunas estuvieron disponibles por primera vez en febrero, y la mayoría del personal escolar está completamente vacunado.

En la reunión de la junta escolar del jueves, los funcionarios de salud informaron de una demanda constante de la vacuna en los sitios. El superintendente René Gutiérrez aprovechó la oportunidad para instar a todos los que son elegibles para recibir la vacuna a que se pongan la inyección, diciendo que “cuantas más vacunas tengamos en los brazos, más seguros estaremos”.

Desde finales de julio, los directores y administradores, maestros, consejeros, bibliotecarios, enfermeras y otro personal de BISD han estado recibiendo servicio de capacitación para los que todos están de acuerdo en que será un año difícil. El anuncio de Gutiérrez de que “el día que todos estábamos esperando, 18 meses en preparación” estaba próximo, recibió un prolongado y caluroso aplauso. Más temprano en la jornada, Anysia R. Treviño, superintendente adjunta de Currículum e Instrucción, dijo que había habido una gran participación la noche anterior en los eventos para conocer al maestro en las escuelas primarias. “Este año nos centraremos en la parte académica, así como en lo socioemocional, y la única forma en la que podemos tener éxito con eso es si los estudiantes están llegando. Creo que nuestros padres tienen una gran sensación de lo seguras que son nuestras aulas”, dijo. “Ese es otro punto, la gente necesita escuchar que nuestras aulas son seguras. … Estamos preparados para tener todos los protocolos en su lugar. ¿Será el 100% (participación) probablemente no, pero estamos haciendo todo lo posible para que los estudiantes lleguen al aula y estamos haciendo todo lo posible para asegurarnos de que ellos estén a salvo”.

En la Escuela Intermedia Faulk, la directora Benita Villarreal y su equipo pasaron la mañana del jueves yendo de puerta en puerta a los vecindarios de Southmost, donde atiende la escuela, para invitar a los estudiantes a regresar a la escuela.

“Estoy muy emocionada de tener a los niños de regreso. Creo que será un momento de recuperación para la comunidad porque las escuelas son vitales para criar a los niños”, declaró. “Somos el pueblo. No se trata solo del bienestar académico, sino también de la crianza de los niños. Aquí los niños pueden conocer a sus compañeros y ampliar su conocimiento previo y construir el vínculo, ya sabes, con otros humanos. Les enseñamos habilidades de socialización, así que estoy emocionada de darles a ellos la bienvenida, mi cuerpo docente y personal, estamos extremadamente emocionados porque sabemos que necesitamos la conexión humana. Si no podemos abrazarlos literalmente, les daremos muchos abrazos en el aire porque esta es nuestra misión”.

Villarreal dijo que los maestros de Faulk están ansiosos por establecer la conexión humana y renovar los lazos humanos. “Entendemos que nuestra comunidad ha sufrido y ha habido pérdidas humanas y la economía se ha visto afectada, pero realmente queremos ser parte de ese proceso humano en el que les damos a los estudiantes la oportunidad de desahogarse hablando con nosotros”, dijo. Cynthia Ríos, Maestra de Educación de Texas de enseñanza de la lectura y artes del lenguaje de octavo grado, expresó los sentimientos de muchos, cuando dijo que estaba emocionada de estar de regreso en el salón de clases. “Estoy muy emocionada de volver, de finalmente tener una clase completa de estudiantes y poder interactuar”, confesó. “Tenemos un año desafiante porque tenemos brechas que cerrar”.