El pesidente Joe Biden habla sobre Afganistán desde el Salón Este de la Casa Blanca, el lunes 16 de agosto de 2021, en Washington.

WASHINGTON, D.C. (AP) — En tono desafiante, el presidente Joe Biden aseguró el lunes que defiende “por completo” su decisión de retirar a las tropas estadounidenses de Afganistán, y manifestó que el colapso del gobierno afgano ocurrió mucho más rápido de lo previsto.

El mandatario dijo que había tenido ante sí la decisión de apegarse a un acuerdo negociado previamente de retirar a sus tropas este año o enviar a miles de soldados más de regreso a Afganistán para una “tercera década” de conflicto.

Biden dijo que no repetirá los errores del pasado y no se arrepiente de su decisión de continuar con el retiro.

“Defiendo por completo mi decisión”, declaró en un discurso televisado a la nación desde la sala este de la Casa Blanca. “Después de 20 años, he aprendido a las malas que nunca hubo un buen momento para el retiro de las fuerzas estadounidenses”.

Biden aseguró que prefiere ser criticado por las repercusiones en Afganistán que dejarle esa decisión a un quinto presidente que supervise esa guerra. Aseguró que es la decisión “correcta para Estados Unidos”.

Muchos no están de acuerdo con la decisión de Biden, enojados por el caos que el mundo presenció durante el fin de semana cuando los talibanes finalmente capturaron Kabul, la capital, y el presidente de Afganistán abandonó el país.

Biden dijo que preferiría aceptar las críticas por las consecuencias que pasar la decisión de cómo y cuándo retirarse a un quinto presidente de Estados Unidos. Dijo que la decisión de salir de Afganistán es “la correcta para Estados Unidos” porque mantener una presencia estadounidense ya no era un interés de seguridad nacional de Estados Unidos.

Biden describió las imágenes provenientes de Afganistán, especialmente en el aeropuerto de Kabul, donde los afganos descendieron con la esperanza de huir del país, como “desgarradoras”. Video de afganos aferrados a un avión de la Fuerza Aérea de los EE.UU. despegue había circulado ampliamente en Internet.

Pero no admitió ninguna falla de Estados Unidos en la forma en que se ejecutó la reducción. Y después de rechazar la noción de una rápida toma de poder de los talibanes cuando se le preguntó hace poco más de un mes, Biden reconoció el lunes que “la verdad es que esto se desarrolló más rápido de lo que habíamos anticipado”.

Prometió que Estados Unidos continuará apoyando al pueblo afgano, presionando por la diplomacia regional y defendiendo los derechos de los afganos.