Simone Biles se retira de concurso individual de gimnasia

Jade Carey, quien terminó novena en la calificación, ocupará la plaza de Biles en la final individual.

Por WILL GRAVES Associated Press
TOKIO (AP) — Simone Biles no defenderá su título olímpico en el concurso individual de la gimnasia.
La superestrella estadounidense se retiró de la final del jueves para concentrarse en su salud mental.
El equipo estadounidense de gimnasia explicó en un comunicado el miércoles que Biles, de 24 años, ha decidido no competir. La decisión se anunció un día después de que optase por abandonar la final por equipos luego de una rotación porque no se sentía mentalmente preparada.
Jade Carey, quien terminó novena en la calificación, ocupará la plaza de Biles en la final individual. En un primer momento, Carey no se clasificó porque era la tercera estadounidense, por detrás de Biles y Sunisa Lee, y las normas de la Federación Internacional de Gimnasia no permiten más de dos deportistas por país en las finales.
La organización señaló que Biles será examinada antes de decidir si participa en las finales individuales por aparatos de la próxima semana. La estadounidense accedió a las cuatro finales, algo que no había logrado en Río 2016, donde se colgó cinco medallas.
Podría decirse que la gimnasta de 24 años llegó a Tokio siendo la cara de los Juegos tras los retiros del nadador Michael Phelps y del velocista Usain Bolt. El domingo lideró la calificación a pesar de acumular deducciones por sus malas salidas en potro, suelo y viga.
En una publicación en redes sociales el lunes, dijo que sentía el peso del mundo sobre sus hombros. Una carga que se volvió demasiado tras su ejercicio de potro en la final. En el salto de salida, realizó una pirueta y media en lugar de las dos y media previstas. Consultó con la doctora del equipo, Marcia Faustin, y abandonó el recinto.
Cuando regresó, se quitó las protecciones para las asimétricas, abrazó a sus compañeras Lee, Grace McCallum y Jordan Chiles y se convirtió en la mejor animadora de Estados Unidos cuando reclamó la plata por detrás del equipo del Comité Olímpico de Rusia.
“Cuando salí (a competir), me dije: ‘No hay mentalidad, no hay, así que tengo que dejar que las chicas lo hagan y centrarme en mí”, afirmó Biles tras la ceremonia de entrega de medallas.
Su decisión abre las opciones de medalla en la competencia individual, un título que durante mucho tiempo se consideró adjudicado. La brasileña Rebeca Andrade terminó segunda por detrás de Biles en la calificación, seguida de Lee y las rusas Angelina Melnikova y Vladislava Urazova. Entre las cuatro había apenas tres décimas de punto.
Carey disputará esa final, un premio que corona el impresionante esfuerzo de la joven de 21 años de Phoenix. Pasó dos años viajando por todo el mundo tratando de conseguir suficientes puntos en el circuito de la Copa del Mundo para lograr un puesto nominativo, lo que supone que estaría en los Juegos aunque técnicamente no formaría parte del equipo estadounidense de cuatro gimnastas.
Carey tuvo la segunda mejor puntuación en potro y la tercera en suelo el domingo, lo que le valió un boleto a esas finales. Ahora, tendrá la posibilidad de luchar por el título individual al tiempo que sustituye a la que está considerada como la mejor gimnasta de todos los tiempos.