Hombre de Weslaco acusado de asesinato de hijastra se declara inocente

Por FRANCISCO E. JIMÉNEZ/Redacción

Un hombre acusado de asesinar a su hijastra de 19 años en abril se declaró inocente el jueves por la tarde.

Guadalupe Ybarra Jr., de 37 años, de Weslaco está acusado de disparar y matar a Ruth Esmeralda Olvera, de 19 años, el 17 de abril.

Según una declaración jurada de causa probable, la policía de Mercedes descubrió el cuerpo de Olvera dentro de un Chevrolet Cruze gris 2013 la noche del 17 de abril, después de realizar una revisión de beneficios sociales. Olvera fue descubierta con una herida de bala en el torso izquierdo.

Cuando los investigadores se pusieron en contacto con la madre de Olvera, ella les informó que creía que Ybarra era responsable de la muerte de su hija. Describió a Ybarra como una persona muy violenta y agresiva. También se descubrió que Ybarra es el exmarido de la mujer y tenía una relación sentimental con su hija.

Los investigadores se pusieron en contacto con Ybarra, quien afirmó que él y su padre se habían reunido con Olvera ese mismo día a las 11 a.m. en un parque en Weslaco. Dijo que a las 11:30 a.m., recibió una llamada de Olvera que le decía que la seguían personas en una Chevy Silverado negra y un vehículo verde modelo antiguo.

Ybarra les dijo a los investigadores que sus teléfonos se desconectaron y que no volvió a saber de ella. También les dijo que los mensajes de texto y las llamadas telefónicas entre él y Olvera ya no se guardaban en su teléfono. Dijo que su automóvil, un Hyundai Sonata 2013 azul, estaba en Brownsville en el complejo de apartamentos de un amigo.

Esa amiga fue identificada como Esmeralda Chapa, de Brownsville, de 36 años. Informó a los investigadores que Ybarra estuvo con ella el día del asesinato de Olvera, pero los investigadores encontraron inconsistencias entre las historias de Chapa e Ybarra.

Los investigadores realizaron una búsqueda en el teléfono de Ybarra el 18 de abril y descubrieron que había borrado su historial de navegación, pero sus búsquedas recientes aún estaban disponibles. Se dieron cuenta de que Ybarra había estado investigando cómo usar un Taurus PT 92 de 9 mm, así como el interior de un Chevrolet Cruze 2013, el mismo modelo de vehículo en el que se descubrió la carrocería de Olvera.

La policía también pudo descubrir mensajes de texto enviados desde Ybarra a Olvera, “de manera excesivamente acosadora”, preguntando por su paradero y si se había acostado con otros hombres.

Ybarra también había dejado un mensaje de voz en el teléfono de la madre de Olvera, diciendo que había recibido llamadas de números desconocidos de personas que amenazaban con matarla a ella y a su hija. Le dijo a Ybarra que grabara las llamadas. Ybarra envió una de las grabaciones a la madre de Olvera. En la grabación se escuchó a una mujer amenazando. Los investigadores reconocieron e identificaron a la mujer como Chapa.

Una búsqueda en el teléfono de Chapa mostró que Ybarra se había puesto en contacto con Chapa el día en que se compartió el mensaje de voz con la madre de Olvera.

Ybarra y Chapa fueron arrestados el 19 de abril y acusados de asesinato. Chapa fue acusado formalmente del cargo de asesinato y permanece en la cárcel con una fianza de 1 millón de dólares. Está programada para la lectura de cargos a fines de julio.

Chapa fue procesado y acusado de asesinato. Inicialmente recibió una fianza de 1 millón de dólares. Recibió una reducción de la fianza y permanece en la cárcel con una fianza de 300 mil dólares. Su fecha previa al juicio está programada para el 17 de agosto a las 9 a.m. en la corte de distrito 275 del estado.

fjimenez@themonitor.com