Zoológico se despide de un tigre de 13 años

Por NUBIA REYNA/El Nuevo Heraldo

Fue un día muy triste en el Zoológico Gladys Porter por el fallecimiento de Noj, un tigre de 13 años que fue sacrificado luego de estar bajo una intensa atención médica durante tres años.

El zoológico dijo que Noj fue sacrificado humanamente el miércoles debido a las deficiencias tiroideas y pancreáticas por las que pasó durante los últimos años. Creció en el zoológico junto con su hermana Hobbs y su mejor amigo sin parentesco, Neb.

“Trabajamos en estrecha colaboración con el personal veterinario en el desarrollo de su dieta y lo observamos muy de cerca, monitoreando su calidad de vida y cómo le estaba yendo”, explicó Mark Echevarria, curador asociado de gorilas y carnívoros, durante una entrevista.

“Comenzó a deteriorarse lentamente, por lo que al consultar con el personal veterinario y de cuidado de los animales, tomamos la difícil decisión de que su calidad de vida estaba en un punto en el que era más humano practicar la eutanasia que seguir adelante”.

Durante los últimos tres años, Noj recibió una dieta especial, suplementos de tiroides, enzimas pancreáticas y vitaminas B para ayudarlo a metabolizar mejor su comida. Hasta hace poco, respondía bien a sus cuidadores y era posesivo con su comida.

“Era simplemente un tigre increíble y especial. Fue genial y cualquiera que lo conoció, o trabajó con él, quedaba enamorado inmediatamente de él”, dijo Echevarría.

Dado que en la naturaleza la mayoría de los tigres son animales solitarios, el zoológico decidió que en este momento no agregarán más tigres a la exhibición y solo mantendrán los dos que tienen actualmente.

Echevarría dijo que la razón por la que estos tres tigres estuvieron juntos todo el tiempo fue porque crecieron juntos y crearon un vínculo. Un día típico incluye revisarlos por la mañana, arreglar la exhibición, limpiar la piscina, enriquecerlos para que puedan obtener estimulación mental y física y salir a entrenar.

“Les damos enriquecimiento, que es cualquier cosa que los estimule mental o físicamente. Puede ser una pelota, les gustan las pelotas grandes o también les gustan los aromas, así que rociamos diferentes aromas en toda la exhibición y cosas así”, dijo.

“Luego, haremos una sesión de entrenamiento por la mañana y luego los dejaremos en la exhibición. A veces, durante el día, los traemos de vuelta a otra sesión de entrenamiento y les damos un enriquecimiento diferente”.

Echevarría dijo que invita a todos a visitar el zoológico y experimentar a todos los animales porque son embajadores de sus parientes que están en la naturaleza.

Dijo que ver a los animales de cerca ni siquiera se compara con leer sobre ellos o verlos en televisión y videos.

“Al verlos de cerca y en persona, obtienes esa conexión con ellos”, dijo Echevarría.

“Y esa es una de las cosas maravillosas de Noj. Teníamos gente, miembros aquí, que habían estado viniendo durante años y sentían que conocían a Noj. Y lo hicieron, y están sufriendo al igual que nosotros”.