Detienen a mexicano por tratar de introducir metanfetamina a EEUU; dijo que iba a Six Flags

Por LORENZO ZAZUETA-CASTRO/The Monitor

Un ciudadano mexicano que tenía más de 55 kilos de metanfetamina dentro del tanque de gasolina del vehículo que conducía fue sentenciado la semana pasada, según muestran los registros.

El 29 de junio, el tribunal dictó una sentencia de 70 meses de prisión para Jorge Alfredo Castillo Valadez, quien participó en un intento de contrabandear más de 55 kilos de metanfetamina al país el 6 de septiembre de 2019, a través del puerto de entrada de Donna.

Durante este intento, Valadez solicitó un permiso para conducir a San Antonio y proporcionó un breve itinerario a los oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU.

“Se le preguntó a Valadez por su itinerario y fue entonces cuando dijo que viajaba de Reynosa, México a Six Flags Fiesta en San Antonio, Texas. Valadez no tenía equipaje para su viaje y también les informó (a los oficiales) que viajaba solo”, dice la denuncia.

Posteriormente fue remitido para una inspección secundaria.

Durante la inspección, los oficiales encontraron paquetes que contenían metanfetamina dentro del tanque de combustible de su vehículo.

Al ser entrevistado, Valadez dijo que habló con un hombre a través de Facebook que se ofreció a pagarle para contrabandear drogas a Estados Unidos.

“Valadez confirmó su interés en el tema de contrabandear narcóticos a los Estados Unidos a cambio de una compensación de 2 mil dólares a 2 mil 500 dólares”, dice la denuncia.

Además, Valadez dijo que corría el riesgo de contrabandear drogas a los Estados Unidos porque pensó que su esposa saldría herida, pero los detalles sobre esa afirmación no se describieron en la denuncia, mostró el documento.

A pesar de enfrentar varios cargos relacionados con las drogas, Valadez aceptó un acuerdo de culpabilidad que finalmente condujo a la desestimación de varios de esos cargos. Fue sentenciado por el cargo 2, importación de una sustancia controlada, según muestran los registros.

Está previsto que cumpla 70 meses en prisión y no habrá libertad supervisada una vez finalizada la pena de prisión.