Regresan negocios a restricciones por pandemia; autoridades se contradicen

MATAMOROS — Entre malestar de dueños de negocios, nuevamente los residentes de Matamoros deben someterse a estrictas medidas sanitarias como cierres de establecimientos, luego de que el gobierno del estado declarara a esta ciudad en Fase I, debido al incremento de casos de COVID-19, y que estarán vigentes hasta el 15 de julio.

“Esta medida nos afecta mucho económicamente”, dijo Giselle Núñez, propietaria del gimnasio Ego Gym en Matamoros, donde también se ofrecen clases de salsa y zumba. “Veníamos de una racha del año antepasado, cuando los meses mas bajos para nuestro negocio son noviembre, diciembre, enero y febrero. En marzo es cuando apenas íbamos a retomar las actividades normales y llega la pandemia, y el colchón de dinero que teníamos se acaba debido a que dejamos de operar”.

El jueves, la secretaria de Salud de Tamaulipas, Gloria Molina Gamboa informó que, luego de registrarse un aumento en los casos de COVID-19 durante los últimos días, aún es posible frenar una ola de contagios mediante el fortalecimiento de medidas preventivas y el confinamiento social.

Al presentar el estado de la pandemia, la titular de la SST confirmó 297 nuevos casos y 20 fallecimientos por la enfermedad, que en total suman 60 mil 016 positivos, de los cuales 52 mil 168 se han recuperado y 5 mil 367 han perdido la vida.

Sin embargo, según el alcalde de Matamoros, Mario López, en entrevista con medios de comunicación mencionó que recibió información por parte de las autoridades de salud, en el sentido de que el repunte que se dio hace unas semanas, prácticamente está controlado.

“Esto no significa que se deben relajar las medidas, por el contrario agregó, es de gran importancia que los ciudadanos continúen con cada una de las indicaciones para frenar completamente el incremento que se dio en las últimas semanas”, dijo López, señalando que sí la cantidad de contagios sigue bajando, el Comité Estatal de Seguridad en Salud emitirá otras disposiciones menos restrictivas “pero hay que seguir obedeciendo las indicaciones”, reiteró.

Pero esto no alienta mucho a los dueños de negocios, quienes se siguen recuperando de los cierres que vivieron durante la pandemia.

“Volvimos a abrir y era para medio recuperar todo lo atrasado que llevábamos, nadie nos perdono la renta, ni los servicios, no tuvimos algún apoyo par sustentar, para pagar empleados, ahorita todavía no vamos ni al 50 por ciento y ya anunciaron otra vez restricciones”, dijo Núñez, mientras intentaba explicar a sus clientes de las nuevas medidas.

Por su parte, Ezequiel Cruz, esposo de Núñez y entrenador del gimnasio, explicó lo difícil que fue tener que recortar sueldos y despedir personal durante la pandemia.

“Tuvimos que recortar sueldos y perder empleados, y sabemos que ellos también tienen que llevar dinero a su casa, esto nos afectó a todos”, dijo Cruz.

El jueves, el gobierno de Tamaulipas emitió los nuevos lineamientos de seguridad sanitaria y de salud para contener la pandemia.

Entre las ciudades en Fase I están: Matamoros, Reynosa, Río Bravo, Nuevo Laredo y Valle Hermoso, las que deberán mantener restricciones como restaurantes a una capacidad del 60 por ciento, cerrar a las 11 p.m., prohibido entrar sin cubrebocas, entre otras.

En el caso de los gimnasios, estos deberán mantener una capacidad de servicio al 35 por ciento por área dentro del establecimiento y hasta 50 por ciento en áreas al aire libre, con horario permitido de 5 a.m.a 8 p.m.

Los depósitos pueden permanecer abiertos de lunes a viernes hasta las 8 p.m. y sábados hasta las 3 p.m.,el domingo cierre todo el día.

Los establecimientos con venta de alimentos preparados semifijos y ambulantes deberán mantener una capacidad de 40 por ciento, con horario de 6 a.m. a 8 p.m.

Los comercios al por menor en tiendas departamentales y plazas comerciales podrán tener una capacidad al 50 por ciento, se permite una persona por familia, con horario de lunes a domingo de 6 a.m. a 8 p.m.

Los tianguis, puestos fijos y semifijos tendrán una capacidad del 40 por ciento y los visitantes del 30 por ciento, con horario de jueves a domingo hasta las 6 p.m.

Los salones de eventos, palapas, jardines y albercas deberán tener una capacidad de 40 por ciento o hasta máximo 100 personas, lo que sea menos. Con horario límite de servicio hasta las 11p.m.

En el caso de los centros de espectáculos, billares, cantinas, tabernas, cervecerías, bares, cabarets, centros nocturnos, discotecas y ferias deberán permanecer cerrados.