Por ALFREDO PEÑA Associated Press

CIUDAD VICTORIA, México (AP) — Una serie de ataques armados realizados en el municipio de Reynosa, en el norteño estado de Tamaulipas, fronterizo con Texas, dejaron el sábado un total de 15 personas muertas y sembraron el caos en gran parte de la ciudad.

Según un comunicado del Grupo Coordinación Estatal para la Construcción de La Paz en Tamaulipas, que coordina a las fuerzas de seguridad que operan en la entidad, los ataques tuvieron lugar a primera hora de la tarde en varios puntos del oriente de Reynosa por parte de individuos que iban a bordo de varios vehículos.

Los tiroteos provocaron la movilización del ejército, la Guardia Nacional, la policía estatal y la fiscalía del estado, que se desplegaron por toda la ciudad.

Una persona murió durante una agresión a agentes de policía en las inmediaciones del puente fronterizo que conecta Reynosa con McAllen, en Texas, pero el grupo de coordinación no aclaró quienes eran los otros 14 fallecidos en cuatro barrios distintos de la ciudad, si eran vecinos de la zona o posibles integrantes de alguna banda armada.

Las autoridades solo añadieron que se detuvo a una persona que llevaba en el maletero de un automóvil a dos mujeres, aparentemente secuestradas, y que se aseguraron tres camionetas, así como un arma larga.

Reynosa es una ciudad de gran actividad del crimen organizado y también un importante punto de cruces ilegales de migrantes, así como de expulsión de los mismos.

Maki Esther Ortiz Domínguez, alcaldesa de Reynosa, pidió el esclarecimiento de lo ocurrido a través de su cuenta oficial de Twitter y reclamó que “se proteja a la ciudadanía de estos actos violentos”.

En esta región, la parte más oriental de la frontera entre México y Estados Unidos, opera el Cartel Del Golfo, aunque distintos grupos dentro de esta organización mantienen una lucha interna desde 2017 para controlar territorios clave para el trasiego de droga y el tráfico de personas.