Por REESE OXNER, The Texas Tribune

El Senado de Texas aprobó el jueves un proyecto de ley para prohibir los campamentos para personas sin hogar en todo Texas — una respuesta a que la ciudad de Austin levantara una prohibición local similar hace dos años que fue restablecida recientemente por los votantes.

El proyecto de ley 1925 de la Cámara de Representantes convertiría acampar en un lugar público no aprobado en un delito menor de Clase C, punible con una multa de hasta $500. El proyecto de ley insta a que los agentes del orden redirijan a las personas sin hogar a los recursos locales disponibles — como a refugios o grupos sin fines de lucro — “antes o en el momento” en que emiten una citación.

La Cámara aprobó el proyecto de ley a principios de este mes. El Senado aprobó el proyecto de ley, junto con dos enmiendas, el jueves y envió el proyecto de ley a la Cámara, la cual puede aceptar las enmiendas y enviarlo al gobernador o enviarlo a un comité de conferencia para resolver las diferencias de las cámaras.

Inmediatamente después de la votación, el vicegobernador Dan Patrick dijo que el proyecto de ley fue aprobado a 28-3, pero el diario del Senado informó más tarde que la votación fue a 27-4.

Si el proyecto de ley se convierte en ley, marcará la última instancia del gobierno estatal liderado por los republicanos que anula las ordenanzas locales.

Las ciudades no pueden optar por salirse de la prohibición, pero permite que se mantengan en vigor las ordenanzas locales existentes que prohíben los campamentos públicos.

La ley se produce después de que el 57% de los residentes de Austin votaran para restablecer la prohibición de la ciudad a principios de este mes, dos años después de que el ayuntamiento la levantara, una medida que, según los críticos, provocó la proliferación de tiendas de campaña en toda la ciudad. Se estima que unas 10.000 personas han experimentado la falta de vivienda en el último año dentro de la ciudad.

Abbott ha denunciado la decisión del Concejo Municipal de Austin de levantar la prohibición y pidió a la Legislatura que retenga el dinero de la subvención estatal de las ciudades que no prohíben tales campamentos.

La senadora estatal Dawn Buckingham, republicana por Lakeway — autora del proyecto de ley complementario del Senado — dijo que el proyecto de ley es un “primer paso” para abordar la falta de vivienda en el estado y que prohíbe a las personas convertir la propiedad pública en propiedad privada mediante la construcción de un refugio en un espacio público y participar en actividades como cocinar, hacer fuego, almacenar pertenencias personales durante un período prolongado, cavar o dormir. El proyecto de ley describe las excepciones para los campamentos recreativos y los campamentos en las playas.

Los legisladores dijeron que esperan que el proyecto de ley dirija a las personas sin hogar a recursos que puedan ayudarlos a salir de la situación. El senador estatal Eddie Lucio Jr., demócrata de Brownsville, lo llamó el “proyecto de ley humanitaria de la sesión”.

Los senadores aprobaron dos enmiendas el jueves para prohibir que las ciudades conviertan los parques en campamentos y eliminar la palabra “arresto” del proyecto de ley — un intento de aclarar que el proyecto de ley no tiene la intención de encarcelar a las personas.

La senadora estatal Sarah Eckhardt, demócrata por Austin, la única senadora que habló en contra del proyecto de ley el jueves, dijo que cree que hace muy poco para apoyar a la población sin hogar en Texas.

“Entiendo el deseo de este organismo de enviar un mensaje contundente a la ciudad de Austin”, dijo Eckhardt. “No defenderé a la ciudad de Austin por levantar la prohibición de acampar sin un plan, porque no ayudó a esta gente pobre a encontrar su camino a un hogar. Pero tampoco puedo apoyar una prohibición de acampar en todo el estado que hace muy poco para ayudar a estas personas pobres a encontrar el camino a un hogar”.

El senador estatal José Menéndez, demócrata por San Antonio, dijo que espera que la prohibición de los campamentos en todo el estado conecte a más personas con recursos y lugares que les brinden más dignidad.