Por Laura B. Martinez – El Nuevo Heraldo

Texas se está uniendo a otros estados y está optando por no recibir más compensación federal por desempleo relacionada con la pandemia de COVID-19.

El gobernador Greg Abbott informó el lunes al Departamento de Trabajo de los EE.UU. que se excluirá del programa federal el 26 de junio, lo que incluye el suplemento de desempleo semanal de $300 del programa federal de compensación por desempleo pandémico.

“La economía de Texas está en auge y los empleadores están contratando en comunidades de todo el estado”, dijo Abbott en un comunicado de prensa. “Según la Comisión de la Fuerza Laboral de Texas, la cantidad de puestos vacantes en Texas es casi idéntica a la cantidad de texanos que reciben beneficios por desempleo. Esa evaluación no incluye los trabajos voluminosos que normalmente no se enumeran, como trabajos de construcción y restaurantes. De hecho, hay casi un 60 por ciento más puestos de trabajo abiertos (y listados) en Texas hoy que en febrero de 2020, el mes antes de que la pandemia golpeara a Texas”.

Según The National Law Review, 16 estados están optando por no participar en el programa federal que incluye Arkansas, Georgia, Iowa y Tennessee, solo por nombrar algunos.

lmartinez@brownsvilleherald.com