Encuentran sin vida a los tres hermanos secuestrados por un comando armado en su domicilio, autoridades indagan una posible confusión

Agencia Reforma

GUADALAJARA, MEXICO – Un posible nexo indaga la Fiscalía entre el asesinato de los tres hermanos González Moreno y el ataque a personal de la FGR asignado como escolta en Tlaquepaque; ambos casos se registraron la misma noche.

Los tres jóvenes sacados por la fuerza por un comando en un domicilio en la Colonia San Andrés, en Guadalajara, el 7 de mayo, fueron encontrados sin vida el domingo en el kilómetro 26+900 de la Carretera a Colotlán, en San Cristóbal de la Barranca.

Dos de los cuerpos estaban envueltos en cobijas, y otro dentro de una maleta, reportó la Fiscalía; extraoficialmente se informó que la causa de muerte fue asfixia.

Tanto la desaparición de Ana Karen, Luis Ángel y José Alberto, como el ataque contra la FGR, se registraron con media hora de diferencia ese viernes y ambos casos fueron cerca de dos fincas registradas a nombre de esa persona a la que custodiaban los agentes atacados.

“Mencionarles que la persona a la que prestaban el servicio de custodia (los agentes de la FGR) tiene domicilio a unos metros de manera muy cercana del domicilio de los jóvenes”, dijo el Fiscal Gerardo Octavio Solís Gómez.

“De tal manera que podríamos decir que sí compartían al menos la misma calle”.

El Fiscal dijo desconocer la identidad de la persona custodiada por la FGR, así como su nexo con los hermanos ahora fallecidos, aunque afirmó que según las primeras indagatorias, solo eran vecinos, por lo que entre las investigaciones indagan una confusión de domicilios por parte del grupo criminal que se llevó a los González Moreno.

“Siempre existe esa posibilidad (la confusión), nunca la dejamos de lado, sabemos que estos grupos del crimen organizado tienen que actuar de manera rápida y siempre existe la posibilidad de que hayan cometido algún error, desde luego esa hipótesis también se encuentra en investigación”, dijo Solís Gómez.

Además, en el sitio en que abandonaron los cadáveres de los hermanos, dejaron una lona en la que criminales piden a las autoridades que laboren uniformados y no con vestimenta de civil, aseguró el Fiscal.

Tras darse a conocer la muerte de los hermanos, la Universidad de Guadalajara, el Rector Ricardo Villanueva, la FEU y organizaciones como Cepad y Cladem, exigieron garantizar seguridad a los jóvenes, y justicia para Ana Karen, José Alberto y Luis Ángel.

En menos de un mes y medio, del 24 de marzo a la fecha, se han reportado 7 casos de desapariciones masivas con un total de 32 víctimas.

De ellas, 7 continúan desaparecidas, 3 -los hermanos González Moreno- fueron localizadas sin vida, y el resto fueron liberadas por criminales, en algunos casos con huellas de tortura.

 

TABLA

Una vida por delante

Ana Karen González Moreno

24 años

Era empleada en una empresa automotriz.

Solía rescatar animales de la calle.

Quería estudiar Biología y Medicina Veterinaria.

 

José Alberto González Moreno

29 años

Estudiante de geografía en el CUCSH de la UdeG.

Tenía promedio de 99 y era asistente de investigación.

Su computadora fue destruida por los criminales.

 

Luis Ángel González Moreno

32 años

Planeaba iniciar un negocio de productos de serigrafía.

Había dejado sus estudios de música por necesidad.

Tenía un tatuaje de nota musical en un dedo de la mano derecha.

 

TABLA

Noche trágica

Así se desarrollaron los hechos de violencia que involucraron a los hermanos González Moreno.

Mayo 7. A las 22:45 horas, un comando de 8 personas, una de ellas con un chaleco con siglas CJNG, se lleva por la fuerza a los hermanos González Moreno.

Mayo 7. A las 23:15 horas, un grupo armado ataca un vehículo de la FGR donde iban agentes asignados como escoltas; sobreviven, al estar blindado.

Mayo 9. Los cadáveres de los tres hermanos fueron hallados en un tramo carretero, en San Cristóbal de la Barranca.

Mayo 10. En las primeras horas, le notificaron a la familia sobre el hallazgo de los cuerpos de Ana Karen, José Alberto y Luis Ángel.