Jesús Carvajal, Agencia Reforma

MONTERREY, México — En su primer torneo de regreso a México, Javier Aguirre consiguió que el Monterrey esté de regreso a la Liguilla, la cual será apenas la cuarta del “Vasco” en la Liga MX.

En el 2001, con siete torneos en su haber, uno de ellos incompleto, Aguirre tomó la Selección Nacional previo al Mundial del 2002 y luego comenzó un andar como estratega en Europa, Asía y África.

Los Rayados le repatriaron en diciembre pasado y pronto ha logrado una de sus primeras encomiendas, lograr el pase a la Liguilla, el cual consiguió como cuarto lugar de la tabla general.

Aguirre debutó en la Fiesta Grande del futbol mexicano en el Torneo Invierno 1999. Tras superar al Morelia en el Repechaje, logró colarse hasta la Final, logrando el título, su único en México, ante el Cruz Azul.

Al siguiente torneo, Aguirre y los Tuzos calificaron a la postemporada, pero en primera fase fueron eliminados por el Morelia.

La última vez que Aguirre jugó una Liguilla fue en el Verano 2001 y llegó hasta la Final, sin embargo la perdió ante el Santos que dirigía su compañero en el Mundial México 1986, Fernando Quirarte.

En esa Liguilla le tocó eliminar al Monterrey en Cuartos de Final, justo cuando el club regresaba a esa instancia tras seis años de ausencia.

Dos décadas después después el “Vasco” volverá a jugar a una Liguilla y con alta exigencia de haber campeón a un equipo como el Monterrey.