Claudia Guerrero, Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO — Andrés Manuel López Obrador y Olga Sánchez Cordero consideraron que Francisco García Cabeza de Vaca, Gobernador de Tamaulipas, ya no tiene fuero.

“No tiene fuero”, señaló, “pero el Congreso de Tamaulipas lo protegió.

“Es un proceso legal, yo creo que va a ser resuelto por la Corte, van a decidir cuál es el procedimiento adecuado, correcto y no nos adelantemos”, dijo el Mandatario federal.

La titular de Gobernación subrayó que la Cámara de Diputados ya votó la declaración de procedencia y, por lo tanto, Cabeza de Vaca ya no tiene fuero.

“Por lo pronto, la declaratoria de procedencia ya fue votada y en mi opinión el Gobernador en ese caso ya no tendría el fuero constitucional”.

El viernes, la Cámara de Diputados desaforó y separó de su cargo a García Cabeza de Vaca, pero fue inmediatamente repuesto en su silla por el Congreso de Tamaulipas.

La legislatura tamaulipeca desconoció la resolución de San Lázaro y dijo que García Cabeza de Vaca seguía en su cargo.

Con ello creó un conflicto legal inédito que deberá dirimir la Corte. El mismo Congreso tamaulipeco, de mayoría panista, ya había interpuesto desde la noche del jueves una controversia constitucional ante la Corte para que suspendiera los efectos del desafuero.