El Departamento de Policía de Elsa dijo que un hombre de 24 años disparó “accidentalmente” contra su hija de 5 años y esperó 10 horas antes de llevar a la niña a que recibiera atención médica.

En un comunicado de prensa el viernes, la policía de Elsa dijo que recibió un informe a las 3:40 p.m. el jueves desde la Clínica del Sistema de Salud del Sur de Texas en Weslaco advirtiendo que una niña de 5 años con heridas de bala en ambas piernas acababa de ser ingresada.

“La víctima había sido llevada a la clínica por su madre Miranda Treviño de 25 años y ella informó que el padre, Porfirio Guerrero III de 24 años, había disparado accidentalmente contra su hija en su residencia ubicada en la cuadra 300 de East 3rd Street en Elsa aproximadamente a las 5 de la mañana”, se indicó el comunicado.

Los investigadores contactaron a Guerrero, quien según la policía admitió los disparos.

“Cuando se le preguntó por qué no había proporcionado atención médica a su hija durante aproximadamente 10 horas después de que le dispararon, dijo que él había entrado en pánico”, según el comunicado.

Guerrero fue acusado de agresión agravada a la familia con un arma mortal, no denunciar un delito grave con lesiones corporales graves, poner en peligro a un niño, negligencia criminal de un niño y alterar la evidencia física con la intención de dañar.

Estaba detenido el viernes con un total de $872 mil dólares en fianzas.

Treviño, la madre, fue acusada de no denunciar un delito grave con lesiones corporales graves y poner en peligro la negligencia criminal de un niño.

A la mujer se le impusieron un total de $210 mil dólares en fianzas.

La pareja ha sido trasladada al Centro de Detención de Adultos del Condado de Hidalgo.