Joven de Edinburg acusado de asesinato tras atropellar y fugarse se declara inocente

Por MARK REAGAN/The Monitor

Un hombre de Edinburg de 18 años se declaró inocente de un cargo de asesinato por la muerte de un hombre de 41 años en noviembre.

Jesse Jothan Solis compareció frente a la 275ta jueza estatal de Distrito, Marla Cuellar, el jueves por la tarde en la sala del tribunal del Centro de Detención de Adultos del Condado de Hidalgo, donde presentó la declaración de culpabilidad.

Esos procedimientos se transmitieron a través de YouTube y los abogados y el personal de la corte comparecieron por videoconferencia.

Solís está acusado de la supuesta muerte por golpes de John Joseph Young, de 41 años.

Un gran jurado lo acusó formalmente el 15 de abril.

El Departamento de Policía de Edinburg, que investigó el caso, inicialmente creyó que Young murió por atropellamiento y fuga poco después de las 11 p.m. el 6 de noviembre en la intersección de 21st Avenue y Cano Street.

Sin embargo, eso cambió el 11 de noviembre, cuando un hombre le dijo a la policía que un compañero de trabajo le dijo que su primo y otro hombre, posiblemente apodado “Problema”, habían golpeado a un hombre frente a la panadería La Espiga, ubicada en la calle Cano. y 21st Avenue, según declaración jurada de causa probable.

El primo del compañero de trabajo es un menor de 16 años que también ha sido acusado de asesinato.

La pista siguió a un comunicado de prensa del Departamento de Policía de Edinburg del 10 de noviembre titulado “Choque y fuga fatal” pidiendo la ayuda del público para identificar un vehículo y un conductor involucrados en lo que la policía llamó un choque cerca de la panadería.

Sin embargo, después de que llegó la pista, los detectives localizaron al compañero de trabajo que proporcionó una declaración diciendo que su primo “llegó a su casa molesto en su automóvil gris de 4 puertas alrededor de las 11 p.m. porque un hombre que estaba frente a la panadería se tiró contra su auto y rompió el espejo”, dice la declaración jurada.

Más tarde, la policía de Edinburg emitió otro nuevo comunicado anunciando que habían arrestado a Solís y al menor, y dijo que el cuerpo de Young golpeó el espejo lateral del vehículo antes de que Solís y el menor regresaran y se enfrentaran a Young, golpeando al hombre y dejándolo en la carretera.

“El investigador Moreno testificará (el primo) afirmó que poco tiempo después Jesse y (el menor) regresaron a la casa con sangre en los brazos diciendo que acababan de golpear al hombre frente a la panadería”, dice la declaración jurada.

The Monitor se puso en contacto con la ex portavoz de la policía de Edinburg, Arielle Benedict, después de que el departamento emitió ese comunicado de prensa, y en ese momento dijo que los investigadores estaban trabajando para determinar si la golpiza, la colisión o una combinación de ambos causó la muerte de Young.

El sobrino de Young habló con la policía la noche que murió y les dijo a los investigadores que su tío vivía en la cuadra 200 de South 21st Street.

Informó haber escuchado un “fuerte golpe” mientras estaba en su jardín alrededor de las 11:10 p.m. y dijo que vio un automóvil gris de pasajeros que viajaba hacia el sur atropellando a un hombre, pero que no sabía la marca y el modelo del vehículo cuando huyó de la escena, según la declaración jurada.

La policía también habló con su tía, quien dijo que se había separado de Young unos meses antes de su muerte y había obtenido una orden de protección en su contra, según el documento de acusación.

“La oficial Miranda testificará que John se molestó con ella antes porque ella no quitó la orden y no regresaría con él. El oficial Miranda testificará que John también le dijo que iba a destruir la casa”, decía la declaración jurada.

En cuanto a Solís, su familia ha contratado a dos abogados, entre ellos Alma Garza, quien compareció en su nombre el jueves por la tarde.

Ella le dijo a Cuellar, el juez, que solicitará una moción de reducción de fianza en nombre de Solís, que está programada para la próxima semana.

Solís permaneció encarcelado el jueves con una fianza de 1 millón de dólares por asesinato y una fianza de 5 mil dólares por posesión de marihuana, menos de dos onzas.