Aprueban proyecto de ley que permite a los texanos comprar alcohol para llevar

Por SAMI SPARBER/The Texas Tribune

El Senado de Texas aprobó una medida el miércoles para permitir permanentemente a los texanos comprar alcohol para llevar de los restaurantes, avanzando en un objetivo compartido del gobernador Greg Abbott y los restauranteros.

El proyecto de ley 1024 de la Cámara de Representantes, que aprobó la cámara baja el mes pasado, permitiría que la cerveza, el vino y las bebidas mezcladas se incluyan en los pedidos de comida para llevar y entregar, asegurando un flujo de ingresos disponible para los restaurantes en el último año durante la pandemia, destinado a ayudar a aquellos negocios que cerraron sus comedores.

El Senado aprobó la legislación, presentada por el representante estatal republicano Charlie Geren, propietario de un restaurante en Fort Worth, en una votación de 30 a 1. La medida ahora se dirige al escritorio de Abbott.

Abbott firmó una exención en marzo del año pasado para permitir la venta de alcohol para llevar. La exención originalmente iba a durar hasta mayo de 2020, pero se extendió de manera indefinida. A medida que los legisladores comenzaron su trabajo durante la sesión legislativa, la expansión del acceso de los texanos al alcohol obtuvo el apoyo de ambos partidos.

“Hacer herramientas para que el alcohol se vuelva permanente acelerará la recuperación de la industria, respaldando miles de empleos y pequeñas empresas en el camino”, dijo la senadora estatal Kelly Hancock, republicana por North Richland Hills, al presentar el proyecto de ley el miércoles. “Una vez que se colocó esta provisión a través de la pandemia, vimos restaurantes que estaban cerrados y volvían a abrir”.

La nueva opción permanente de alcohol para llevar podría beneficiar a la industria de los restaurantes después de que fue devastada durante la pandemia. Según la Asociación de Restaurantes de Texas, 700 mil empleados de restaurantes en Texas perdieron sus trabajos en los primeros días de la pandemia y miles de restaurantes de Texas han cerrado.

“Los bares y restaurantes en Texas se han apoyado en las bebidas para llevar durante la pandemia como un salvavidas para mantener sus puertas abiertas y generar ingresos”, dijo Kristi Brown, directora senior de relaciones con el gobierno estatal del Distilled Spirits Council de Estados Unidos. “Ahora, la legislatura ha tomado medidas para hacer que esta medida crítica sea permanente y brindar apoyo a largo plazo para las empresas de Texas. Agradecemos al gobernador Abbott por apoyar abiertamente las bebidas para llevar y lo alentamos a que firme este proyecto de ley lo antes posible y haga que la medida favorable a las empresas y los consumidores sea permanente en Texas”.