Por CATHERINE MARFIN

The Dallas Morning News

DALLAS – Una mujer de Texas fue hospitalizada con posibles coágulos de sangre después de recibir la vacuna COVID-19 de Johnson & Johnson, dijo el departamento de salud del estado.

El Departamento de Servicios de Salud del Estado de Texas fue notificado sobre el caso el miércoles por la tarde por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades a través de su Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas, dijo el portavoz Douglas Loveday.

La paciente es una mujer adulta que fue hospitalizada con “síntomas que parecen ser consistentes” con los casos de coágulos de sangre que llevaron a los funcionarios de salud federales a recomendar una pausa en el uso de la inyección de dosis única, dijo Loveday.

Loveday dijo que el departamento de salud del estado no proporcionaría ningún otro detalle sobre la mujer para proteger su privacidad.

Los CDC y la Administración de Drogas y Alimentos recomendaron la pausa el 13 de abril después de anunciar que estaban investigando seis casos de coágulos sanguíneos raros pero potencialmente peligrosos.

Los casos fueron en mujeres entre las edades de 18 y 48 y ocurrieron de 6 a 13 días después de la vacunación, dijeron las agencias. Murió una mujer.

Los funcionarios estadounidenses levantaron la pausa el viernes y determinaron que los beneficios de la vacuna superaban el riesgo.

El tipo de coágulo de sangre que se produjo en los casos asociados con la vacuna se encuentra en los vasos sanguíneos que drenan la sangre del cerebro, según los CDC. Los coágulos se combinan con plaquetas bajas, que ayudan a que la sangre se coagule y detengan el sangrado.

En su sitio web, los CDC dicen que no tienen suficiente información para saber si la vacuna está relacionada o causó la condición, pero que los funcionarios de salud federales recomendaron la pausa “para tener mucho cuidado”.

En el momento de la pausa, se habían administrado más de 7,5 millones de dosis de la vacuna en Estados Unidos, según los CDC.

Los CDC dicen que las personas que recibieron la vacuna Johnson & Johnson deben monitorear los siguientes síntomas dentro de las tres semanas posteriores a la vacunación: dolores de cabeza intensos, dolores de espalda, visión borrosa, desmayos, convulsiones, dolor abdominal, de estómago o de pecho severo, hinchazón de las piernas, dificultad para respirar, pequeñas manchas rojas en la piel y moretones o sangrado nuevos o fáciles.

———

© 2021 The Dallas Morning News. Distribuido por Tribune Content Agency, LLC.