Por RICK KELLEY
Redacción

Es bueno tener un plan.

Pensar en el potencial de un huracán en el Valle del Río Grande, y lo que debe hacer para protegerse a sí mismo, a su familia y a su propiedad, es algo a considerar mucho antes de que se emita una advertencia de huracán.

“Una cosa que recomendaría encarecidamente es que la gente necesita tener un plan de huracanes en pie, y esto incluye a las personas en la región del Medio Valle”, dijo Dan Kottlowski, pronosticador principal de huracanes de AccuWeather. “Vimos eso de Hanna el año pasado. Si no tenías un plan para lidiar con las inundaciones, estabas en aguas profundas, digámoslo de esa manera”.

Kottlowski ha pasado décadas estudiando el clima del Valle, incluidas nuestras perturbaciones tropicales. Él cree que los residentes del Valle a menudo se toman la amenaza de los huracanes demasiado a la ligera.

“He pasado por tantas tormentas tropicales y huracanes en el Valle que conozco muy bien la vulnerabilidad, y es un hecho que no importa lo que pronostique el huracán, porque el Valle es vulnerable”, señaló. “Debes planear ser vulnerable”.

Kottlowski dijo que el golpe que recibió gran parte del Valle en julio pasado de Hanna reveló que: No tanto por el viento como por las inundaciones.

Kottlowski dice que su preocupación es que aquellos que no se inundaron durante Hanna pueden tener una sensación de seguridad fuera de lugar y advirtió que cada tormenta tropical o huracán que llega a la costa en la región produce amenazas únicas.

“Dolly fue un buen ejemplo”, dijo Kottlowski. “Quiero decir, tuvimos inundaciones masivas en Dolly. Las fuertes lluvias de Dolly afectaron más al bajo Valle ue al alto Valle. Así que, una vez más, cada tormenta presenta un problema diferente y presenta un patrón de lluvia diferente en todo el Valle y no dudo que ese será el caso también este año”.

Una de sus preocupaciones gira en torno a la familiaridad de los residentes del Valle con las tormentas tropicales y las amenazas de huracanes que pueden llevar a la complacencia.

“Ellos se dan cuenta, está bien, fuimos golpeados directamente por un huracán el año pasado”, dijo. “Así que las probabilidades de que el Valle sea azotado por un huracán son menores este año simplemente porque tuvimos uno el año pasado. Estadísticas, ¿de acuerdo?

“Sé que habrá gente con esa actitud. Ellos dirán ‘Oh, tuvimos uno el año pasado, no vamos a tener uno este año’ ”, agregó. “Conozco gente de allá abajo y esa es su forma de pensar. La gente tiene que salir de esa mentalidad, necesitan prepararse independientemente. No hace falta mucho para que tengamos problemas importantes en el Valle, incluso con un sistema tropical desorganizado y de movimiento lento. Y eso es lo que realmente me asusta en este momento”.