POR NUBIA REYNA
Redacción

La Sucursal de la Biblioteca Pública de Brownsville Southmost recientemente reabrió sus puertas al público después de un año de estar cerrada debido a la pandemia de COVID-19, pero las cosas no se ven iguales.

Con las paredes recién pintadas, los mostradores delanteros más pequeños y eficientes agregados, las áreas designadas para las diferentes secciones y más enchufes eléctricos disponibles, los residentes de Brownsville que frecuentan la biblioteca notaron los cambios de inmediato, incluso si no habían estado dentro de la biblioteca en un año.

LA ASISTENTE de la biblioteca María Isabel Méndez coloca nuevos libros en los estantes de la sección de libros el miércoles en la Sucursal de la Biblioteca Pública de Brownsville Southmost.
Denise Cathey / El Nuevo Heraldo

“Ayer mismo, tuvimos una familia que finalmente regresó. Ellos estaban tan emocionados porque estaban bromeando que casi ha pasado un año desde que cerramos. Entraron y los vi desde la entrada, y vi cómo miraban a su alrededor, miraban hacia arriba y estaban muy emocionados”, dijo el bibliotecario Leo Rodríguez.

“Definitivamente ellos notaron los cambios y estaban muy felices de estar de regreso. Se sentían como si estuvieran de vuelta en casa de nuevo. Estaban emocionados de ver los cambios y poder estar físicamente dentro de la biblioteca y revisar sus artículos nuevamente”.

Ambas bibliotecas reabrieron al público en marzo con exactamente el mismo horario de atención para ambas sucursales. Si bien a los residentes no se les permitió ingresar durante los meses más duros de la pandemia, las bibliotecas rápidamente comenzaron a ofrecer servicios en la acera mientras estaban cerradas al público. Ahora, están dando la bienvenida a los clientes con un horario en bloque que les da tiempo para desinfectar el área durante todo el día, pero continuarán ofreciendo los populares servicios en la acera.

“Incluso ahora que estamos abiertos, nuestro horario en la acera continuará”, dijo Juan Guerra, director de servicios bibliotecarios.

“Eso no va a desaparecer. Uno de los aspectos positivos de COVID fue que comenzamos con los servicios en la acera y ahora que estamos abiertos, continuaremos con estos servicios para que podamos brindar comodidad a nuestros clientes. Y la gente lo ha usado, simplemente vienen muy rápido y obtienen su libro. Eso no desaparecerá”.

Rodríguez dijo que la biblioteca quería asegurarse de que fuera utilizada por todos los usuarios al tener áreas designadas que les hicieran sentir más cómodos y parte de la biblioteca. Durante este año, la Biblioteca de Southmost también limpió y desinfectó cada libro disponible en la instalación.

“Queríamos asegurarnos de que todos tuvieran áreas en las que pudieran sentirse como en casa. Por tanto, una de las cosas que hicimos fue reorganizar toda nuestra colección”, declaró.

“Ahora, el departamento de niños está definido, allá atrás se pueden ver todos los libros para niños. Ahora, hay un área para adolescentes, por lo que toda la colección para adolescentes, ficción, no ficción y novelas gráficas se encuentran dentro de un área designada. Nosotros trasladamos la colección de adultos al lado derecho del edificio, cerca de los DVD. Pudimos asegurarnos de que todo esté dentro de un solo lugar para cada usuario”.

Guerra dijo que la renovación en la Biblioteca Southmost es solo el comienzo de todos los nuevos programas e incluso más renovaciones que se llevarán a cabo en la biblioteca. Al mismo tiempo, indicó que con el Grupo de Trabajo de Bibliotecas recientemente desarrollado, está emocionado por el futuro y lo que traerá a las familias de Brownsville.

“Tenemos una visión del futuro de la biblioteca, pero el grupo de trabajo nos da la oportunidad de verlo desde un punto de vista diferente”, recalcó.

“La mayoría de ellos son usuarios, por lo que quizás algo que nunca vimos antes, pueden darnos ideas. Además de lo que tenemos en mente, vamos a utilizar todo lo que tenemos a nuestra disposición para nuestros clientes”.

Rodríguez dijo que para los proyectos futuros, como un mural colorido dentro de la biblioteca, le gustaría que los artistas locales se involucren para que más residentes se involucren y piensen en la biblioteca como un segundo hogar. Asimismo, explicó que el grupo de trabajo de la biblioteca es un buen comienzo porque permite que los miembros de la comunidad se involucren.

“Esto realmente permite que los miembros de la comunidad se involucren de una manera muy específica que puede impactar a la comunidad de Brownsville. Nosotros estamos muy emocionados de que los miembros estén ansiosos por comenzar a trabajar en el desarrollo de sus recomendaciones para nuevos programas y eventos”, dijo.

“Es un punto muy importante señalar que la biblioteca está cambiando, es un destino para las familias. Creo que los padres deben recordarles a sus hijos que es importante leer, pero también es importante formar conexiones con otras personas, y creo que esa es la parte más emocionante de la biblioteca. Tú también puedes sentir que estás conectado. También puedes sentirte como parte de la comunidad”.

nreyna@brownsvilleherald.c