EEUU permite que migrantes centroamericanos abandonen Reynosa

Por FERNANDO DEL VALLE/Valley Morning Star

 

MCALLEN — Los funcionarios federales están permitiendo que los migrantes centroamericanos ingresen a Estados Unidos para buscar asilo, después de esperar dos años en Reynosa, dijeron el miércoles grupos de derechos humanos.

El martes, las autoridades comenzaron a permitir que los migrantes de Honduras, Guatemala y El Salvador cruzaran la frontera de Estados Unidos al sur de aquí después de que el expresidente Donald Trump les negó la entrada en enero de 2019, dijo Magna Bolland, directora ejecutiva de La Posada Providencia en San Benito, y agregó que no sabía la cantidad de migrantes que habían estado esperando en Reynosa.

Después de recibir el primer grupo, Caridades Católicas del Valle del Río Grande examinó a unos mil migrantes para detectar el coronavirus, dijo Melissa Gutiérrez, gerente de la oficina de Loaves and Fishes en Harlingen, y agregó que no conocía los resultados de las pruebas.

En McAllen, el Departamento de Manejo de Emergencias de la ciudad ha proporcionado a Caridades Católicas 6 mil kits de prueba de COVID-19, dijo la portavoz de la ciudad Xochitl Mora.

El martes por la noche, Caridades Católicas, que puede albergar a unos 600 migrantes al día, abrió espacio para 602, dijo Bolland.

Ahora, Caridades Católicas está esperando recibir a 200 migrantes al día, dijo.

“No dijeron por cuánto tiempo”, dijo Bolland, refiriéndose a la afluencia de Reynosa. “Iban a necesitar ayuda con el transporte”.

 

Refugios listos para dejar espacio para la sobrepoblación

 

En Harlingen y San Benito, Loaves and Fishes y La Posada están listos para albergar a los migrantes si Caridades Católicas no puede hacerles un hueco.

“Si hay un desbordamiento en McAllen o Brownsville, ellos saben que pueden enviarlos a nosotros”, dijo Gutiérrez.

El lunes, Loaves and Fishes acogió a siete migrantes centroamericanos, incluidos dos hombres, cada uno de los cuales viajaba con un niño, y una mujer, todos los cuales habían dado negativo en la prueba de COVID-19, dijo, y agregó que el refugio podría dejar espacio para hasta 40 migrantes.

Como parte de un acuerdo con la ciudad de Harlingen, la agencia puede trasladar hasta 500 migrantes al centro comunitario de la ciudad en Madison Avenue, dijo,

El mes pasado, los comisionados destinaron 50 mil dólares para ayudar a Loaves and Fishes a alimentar, albergar y transportar a los migrantes, al tiempo que le dieron al administrador de la ciudad, Dan Serna, la autoridad para otorgar a la agencia 25 mil dólares adicionales hasta fin de año.