Clínicas de salud comunitaria de RGV recibirán 13.5 millones de dólares en fondos federales

Más de 13 millones de dólares en fondos federales fueron asignados a dos centros de salud comunitarios en el Valle del Río Grande como parte de una inversión total de 10 mil millones de dólares anunciada por la administración de Biden el jueves como parte de sus esfuerzos para expandir las vacunas COVID-19 en las zonas más afectadas y de alto riesgo en todo el país.

Con fondos en gran parte del último paquete de ayuda de COVID, el Plan de Rescate Estadounidense, el Departamento de Salud y Humanos de EEUU, se invertirán casi 10 mil millones de dólares para ampliar el acceso a las vacunas a las comunidades de color, áreas rurales, personas de bajos ingresos y “otras comunidades desatendidas”, según una hoja informativa emitida por la Casa Blanca.

Como parte de la inversión, alrededor de 6 mil millones de dólares se destinarán a casi mil 400 centros comunitarios de salud en todo el país, incluidos dos en el Condado de Cameron.

La Corporación de la Clínica de Salud Comunitaria de Brownsville, también conocida como New Horizon Medical Center, recibirá 5 millones 900 mil 375 dólares, mientras que el Centro de Salud Comunitario Su Clinica en Harlingen recibirá 7 millones 696 mil 250 dólares.

Los CHC en todo el país están establecidos para brindar servicios de atención médica a poblaciones vulnerables.

Se informa que más del 60% de los pacientes pertenecen a minorías raciales o étnicas y uno de cada cinco son personas que viven en comunidades rurales. Además, más del 91% de sus pacientes son personas o familias que viven en o por debajo del 200% de la línea de pobreza federal.

La financiación, que comenzará en abril, se utilizará para ampliar las vacunas, las pruebas y el tratamiento para las poblaciones vulnerables; brindar servicios de atención médica primaria y preventiva a personas con mayor riesgo de contraer COVID-19; y ampliar la capacidad operativa de esos centros durante la pandemia y más allá, lo que incluye mejoras en la infraestructura física y la adición de unidades móviles.

También como parte de la inversión de 10 mil millones de dólares, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades también invertirán 3 mil millones de dólares para ayudar a los departamentos de salud locales y las organizaciones comunitarias a lanzar nuevos programas destinados a aumentar el “acceso a las vacunas y aceptación” en las comunidades más afectadas por la pandemia.

Además, 330 millones de dólares de la inversión se enviarán a jurisdicciones para apoyar sus servicios de trabajadores de salud comunitarios en la prevención y control de COVID-19, mientras que 32 millones de dólares se destinarán a capacitación, asistencia técnica y evaluación.

Además de la inversión financiera, la administración de Biden anunció una nueva asociación con clínicas de diálisis.

El acuerdo se centrará en proporcionar vacunas a las personas que reciben diálisis y al personal sanitario de las clínicas de diálisis para pacientes ambulatorios. Las vacunas se proporcionarán directamente a los centros de tratamiento de diálisis para que los pacientes puedan recibir su dosis de vacuna allí.

El enfoque en los pacientes en diálisis se produce cuando las minorías raciales y étnicas se ven afectadas de manera desproporcionada por la enfermedad renal: el 34% de los pacientes en diálisis son negros mientras que el 19% son hispanos. Esto hace que las personas negras e hispanas tengan un mayor riesgo de desarrollar síntomas graves de COVID-19.

Las personas en tratamiento de diálisis que luego contraen la enfermedad por coronavirus tienen una tasa de hospitalización del 50% y una tasa de mortalidad del 20-30%.