Después de no estar permitiendo el año pasado la asistencia a las celebraciones de Semana Santa en iglesias católicas en el Valle del Río Grande porque estaban cerradas debido a la pandemia COVID-19, las iglesias se abrirán este año por Semana Santa.

La Diócesis Católica de Brownsville publicó el lunes una lista de protocolos de salud y seguridad que las iglesias deben seguir durante las celebraciones de este año.

El obispo Daniel E. Flores dijo que continuará el distanciamiento físico, el uso de cubrebocas y el uso de desinfectantes de manos, así como la desinfección de las iglesias después de cada misa.

También se deben seguir los siguientes protocolos:

>> Domingo de Ramos: Las palmas pueden ser bendecidas al comienzo de la misa, pero no habrá reuniones ni procesiones en la iglesia. Las palmas se pueden distribuir cuando la gente entra o sale de la iglesia. Las palmas deben desinfectarse antes de distribuirse. Los voluntarios que reparten las palmas deben usar cubrebocas y desinfectarse las manos antes de repartir las palmas.

>> Misa Crismal: Se celebrará el 30 de marzo en la Basílica de Nuestra Señora de San Juan del Valle-Santuario Nacional. No se debe invitar a grandes grupos de laicos a asistir a la misa debido al número limitado de asientos. No habrá procesión formal del clero a la entrada o conclusión de la misa.

>> Jueves Santo: No se debe mantener la distribución tradicional de barras de pan a los feligreses. No habrá lavado de pies. El traslado del Santísimo Sacramento al final de la misa se realiza con la procesión habitual de la Eucaristía como se indica en el rito. Aunque los fieles pueden visitar siete iglesias después de la misa, — lo cual es costumbre — no deben entrar a las iglesias sino estacionarse en los estacionamientos y ofrecer oraciones. Las parroquias podrían considerar decorar las puertas de la iglesia de alguna manera en honor a la vigilia nocturna.

>> Viernes Santo: La veneración de la Santa Cruz debe consistir únicamente en un arco a la cruz. Besar la cruz ni tocar los pies del crucificado o la cruz no es posible en estas condiciones. El Vía Crucis no debe involucrar procesiones o movimientos de personas. El Vía Crucis en vivo no debería celebrarse este año.

Vigilia Pascual: Los fieles no pueden utilizar velas encendidas durante la vigilia, ya que apagarlas supondrá riesgos para la salud. No es posible una procesión con el cirio de Pascua y las personas reunidas fuera de la iglesia y al entrar en la iglesia. La vela debe ser bendecida ya sea a la vista de los fieles o afuera, mientras los fieles esperan en la iglesia. Las personas pueden traer agua para ser bendecida para uso doméstico, pero no deben recibir agua bendita de una fuente bautismal u otro recipiente común. Los sacerdotes pueden ofrecer una bendición general de recipientes llenos de agua en el momento apropiado.

Flores dijo que los sacramentos de iniciación deben celebrarse de acuerdo con los protocolos en una fecha tardía durante la temporada de Pascua.

lmartinez@brownsvilleherald.com