Por NOMAAN MERCHANT y JAKE BLEIBERG Associated Press
DALLAS (AP) — El gobierno estadounidense planea usar el centro de convenciones en el centro de Dallas para alojar a cerca de 3,000 adolescentes inmigrantes debido a que el aumento pronunciado de los cruces fronterizos ha copado la capacidad de albergar a los jóvenes, según un documento obtenido por The Associated Press.
El Centro de Convenciones Kay Bailey Hutchison será usado por un máximo de 90 días a partir de esta semana, según el aviso por escrito entregado al concejo municipal de Dallas el lunes. Las agencias federales usarán las instalaciones para alojar a adolescentes de entre 15 y 17 años, de acuerdo con la notificación, en lo que describe como un “centro de descompresión” próximo a abrir.
El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos está buscando abrir instalaciones en distintas partes del país para alojar a los niños migrantes que entretanto se están quedando en edificios de la Patrulla Fronteriza en los que se supone no pueden permanecer por más de tres días. La Patrulla Fronteriza actualmente los retiene por más tiempo debido a que no hay lugar en las instalaciones del Departamento de Salud, un fenómeno parecido a lo que ocurrió dos años atrás.
En un campamento de carpas en Donna, Texas, a unos 265 kilómetros (165 millas) al sur de Dallas, la Patrulla Fronteriza está alojando a más de 1,000 niños y adolescentes inmigrantes, entre ellos algunos de tan solo cuatro años. Abogados que inspeccionan los centros de detención de inmigrantes bajo un nuevo acuerdo judicial dijeron haber entrevistado a menores que reportaron estar apiñados, durmiendo en el suelo y sin poder ducharse por cinco días.
El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, ordenó el sábado a la Agencia Federal de Manejo de Emergencias que ayude en el cuidado de los menores que cruzan la frontera sin autorización legal.
“Estoy sumamente orgulloso del personal de la Patrulla Fronteriza, que ha estado trabajando incansablemente en circunstancias difíciles para cuidar a menores que estarán temporalmente bajo nuestra atención”, indicó Mayorkas en un comunicado. “Sin embargo, como he dicho varias veces, una instalación de la Patrulla Fronteriza no es lugar para un chico”.
El memorando entregado al concejo municipal de Dallas participa que la Agencia Federal de Manejo de Emergencias y el Departamento de Salud y Servicios Humanos “serán los responsables de dar alojamiento y otorgar contratos” para la prestación de servicios como alimentos, seguridad, limpieza y atención médica en el centro de convenciones. En 2014, Dallas también ofreció espacio para albergar a los niños, cuando ocurrió otro pronunciado aumento en la llegada de menores no acompañados en la frontera.
El Departamento de Salud y Servicios Humanos no respondió a pedidos de comentarios el lunes. Una vocera de la municipalidad de Dallas avisó que pronto habrá una declaración al respecto.
___
Merchant reportó desde Houston.