Por MATT WILSON
Redacción

El Distrito Escolar Independiente de McAllen se está encamina hacia el gasto de al menos medio millón de dólares en sistemas de purificación de aire destinados a eliminar el COVID-19 y otros virus, la mayoría o todos los cuales podrían pagarse con fondos federales.

Rubén Treviño, director ejecutivo de instalaciones y operaciones de mantenimiento, dijo a la junta que la primera fase del proyecto costaría alrededor de $380,000 y la segunda fase entre $150,000 y $250,000. Según una declaración del distrito, la fase 1 del proyecto calificaría para financiamiento federal a través del Departamento de Educación, Fondo de Estabilización Educativa de la Ley CARES, que incluye fondos de Ayuda de Emergencia para Escuelas Primarias y Secundarias (ESSER).

La fase dos también calificaría para el dinero de ESSER, dijo el distrito, aunque no está del todo claro cómo sacudirá los fondos para el proyecto.

El distrito “todavía está llevando a cabo discusiones internas y buscando todas las opciones disponibles para hacer la mejor determinación de financiamiento posible”, dijo el comunicado.

Treviño dijo que el distrito podría emitir una orden de compra para la primera fase a partir del martes y que las unidades deberían entregarse dentro de dos semanas. Al mismo tiempo, manifestó que la instalación interna debería ser sencilla y que el distrito debería poder tener las unidades operativas a un ritmo de 40 a 50 por día.

“Es prácticamente una unidad compacta, autolimpiable, que no requiere mantenimiento. Es un sistema de ionización bipolar que permitirá la instalación donde otros productos no encajarán”, indicó.

El distrito planea comprar dos tipos de unidades de Global Plasma Solutions, una con mayor capacidad y otra con menor capacidad.

“Nosotros decidimos que no íbamos a optar por nada que no pudiera proporcionarnos los datos reales que muestran para qué los necesitábamos”, dijo Treviño.

Según Treviño, los datos de las pruebas proporcionados por la empresa indicaron que el 84,2% del virus COVID-19 fue inactivado por los purificadores en 15 minutos y el 99,4% del virus se inactivó en media hora. Al respecto, mencionó que los purificadores también son efectivos contra otros virus, como los estafilococos y la gripe.

“A largo plazo, esto ayudará a nuestra asistencia en todos los demás aspectos”, dijo.

Las 990 unidades que componen la primera fase deberían cubrir áreas de congregación más grandes en las escuelas primarias, intermedias y secundarias del distrito, dijo Treviño, mientras que la segunda fase se enfocará en áreas más pequeñas en las escuelas secundarias más grandes del distrito.

Treviño describió las unidades como “sin mantenimiento” y “autolimpiables”, y agregó que los precios de los productos han mejorado durante los últimos seis meses drásticamente.

Aunque la administración indicó que las unidades se iban a comprar a través de una cooperativa de compras y no requerían luz verde de la junta, los consejeros criticaron su falta de participación en la compra.

“Solo deseo que las compras de esa cantidad lleguen a la junta para su votación, o al menos para una ratificación, si es posible, por favor”, dijo el consejero Danny Vela.

El presidente de la junta, Conrado Alvarado, pidió que el proyecto se incluyera en la primera reunión de la junta en marzo.

A pesar de la llamada a la transparencia, los consejeros expresaron su apoyo a la iniciativa y su deseo de publicitarla.

“Esto es muy importante para todos en nuestro distrito escolar, y que cuanto antes lo pongamos en marcha, más sensación de seguridad no solo tienen nuestro personal sino también nuestros padres al enviar a sus hijos a la escuela”, dijo el consejero Marco Suárez.