Niega fiscalía mexicana que cargos a gobernador sean políticos; gobernador niega acusaciones

En conferencia de prensa, el fiscal general mexicano Alejandro Gertz Manero negó que las acusaciones de corrupción contra el gobernador del estado de Tamaulipas, obedezcan a motivos políticos.

Documentos dados a conocer el martes, señalan que la fiscalía pidió al Congreso el desafuero del gobernador Francisco García Cabeza De Vaca, acusado de delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal.

Por su parte, García Cabeza de Vaca, de afiliación panista, ha rechazado las acusaciones, que según él obedecen a motivos políticos.

También este miércoles en conferencia de prensa, el gobernador tamaulipeco dijo que “el día de ayer, cuando supuestamente honramos al apóstol de la democracia, me enteré, al igual que ustedes, por una filtración ilegal del coordinador parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados, que la Fiscalía General de la República ha solicitado mi desafuero”.

La prensa local ha informado que algunas de las acusaciones están relacionadas con movimientos de millones de dólares entre empresas que sirven de fachada. Otras acusaciones estarían relacionadas con presuntos sobornos a legisladores en 2013 para aprobar una reforma del sector energético a la que se opone el presidente Andrés Manuel López Obrador. García Cabeza De Vaca era senador ese año.

“Como lo he dicho reiteradamente: en mi vida privada y pública, siempre me he conducido conforme a la ley. Durante muchos años, he sido objeto de infamias y persecuciones políticas, a ustedes les consta. Esta no es la primera, y muy probablemente no será la última. Y como siempre, a ustedes les consta, he dado y daré la cara siempre”, dijo García Cabeza de Vaca.

López Obrador dijo por su parte: “Nosotros no perseguimos a nadie”.

El gobernador informó que una vez concluido su mensaje se presentará en la Cámara de Diputados, en la Ciudad de México, para que le notifiquen las acusaciones que han formulado el ministerio público de la Federación.

“Es de mínima justicia enterarme de qué se me acusa. Era de mínima decencia política haberme citado a comparecer, hace un año, cuando supuestamente empezaron las especulaciones, no ahora que empiezan las elecciones que casualidad”, dijo García Cabeza de Vaca.

El panista gobierna el estado limítrofe con Texas desde 2016. La delincuencia organizada está muy arraigada en Tamaulipas y muchos políticos locales se han visto implicados en relaciones con ellos.

El exgobernador Tomás Yarrington, del Partido Revolucionario Institucional, fue extraditado a Estados Unidos desde Italia en 2018 para responder a cargos de narcotráfico. Estados Unidos también ha tratado de obtener la extradición del sucesor de Yarrington, Eugenio Hernández, al que acusan de lavado de dinero.

El principal candidato para suceder a Hernández en 2011, Rodolfo Torre Cantú, fue asesinado durante la campaña.

-Con información de AP