Por LAURA B. MARTÍNEZ, Redacción

La Oficina de Manejo de Emergencias del Condado de Cameron se ha asociado con el Departamento de Manejo de Emergencias de Texas para ayudar a los residentes del condado a participar en una encuesta relacionada con los daños que sus hogares recibieron durante la tormenta invernal de Texas.

Los funcionarios dijeron que el objetivo de esta encuesta es identificar daños en Texas y ayudar a los funcionarios de manejo de emergencias en todo el estado a comprender los daños ocurridos durante el reciente clima invernal.

La tormenta de invierno de la semana pasada dejó a millones de personas sin electricidad durante días y otros con graves daños por agua en sus hogares debido a tuberías de agua rotas que se habían congelado.

La encuesta busca información sobre si una residencia o negocio fue afectada por la tormenta, si el residente puede vivir en la residencia después del daño de la tormenta y si el edificio está asegurado.

La información adicional solicitada incluye qué tipo de desastre causó el impacto, si se perdió la energía o el agua y el nivel de daño al edificio principal. Aquellos que participan en la encuesta pueden proporcionar fotos de los daños interiores y exteriores que se recibieron.

“Proporcione fotografías para ayudar a los administradores de emergencias a comprender el alcance total de cualquier impacto en su área. Estas fotos ayudan a que las agencias y las organizaciones de voluntarios sepan dónde y cómo enviar ayuda. Si bien no se requieren todas las fotos, cuanto más pueda proporcionar, mejor comprenderá los impactos de su área. Solo regrese a la propiedad para tomar fotos si es seguro y legal hacerlo”, dice una parte de la encuesta.

Según el Dallas Morning News, la tormenta la semana pasada podría ser el evento meteorológico más costoso en la historia del estado, ya que se comienzan a presentar reclamos de viviendas y vehículos. Antes del evento de la semana pasada, el huracán Harvey había sido el evento más costoso en Texas, que fue de aproximadamente $20 mil millones.

“Sabemos que las evaluaciones de daños apenas han comenzado — en cada rincón de Texas. Ya nos enteramos de una declaración de desastre agrícola por parte del gobernador Abbott para el “granero” subtropical de Texas — el valle del Bajo Río Grande, específicamente Cameron, Hidalgo y el Condado de Willacy”, escribió Barry Goldsmith, meteorólogo coordinador de advertencia del Servicio Nacional meteorológico en Brownsville.