Francisco Benites-Sevilla y Rafael Rodriguez Fernandez

Redacción

EDINBURG – Agentes de la Patrulla Fronteriza del Sector del Valle del Río Grande (RGV) arrestaron a dos extranjeros indocumentados con condenas previas por agresión sexual.

El pasado jueves, agentes de McAllen que trabajaban cerca de La Habana, Texas, detuvieron a siete sujetos después de ingresar ilegalmente a Estados Unidos. El grupo fue transportado a la estación donde verificaciones de registros revelaron que un hombre, posteriormente identificado como Francisco Benites-Sevilla, ciudadano hondureño de 24 años, había sido arrestado previamente por la Oficina del Sheriff del Condado de Palm Beach en el estado de Florida por abuso lascivo de una víctima menor de 12 años. Benites fue posteriormente declarado culpable y condenado a cinco años de libertad condicional.

El viernes temprano, los agentes de la Patrulla Fronteriza del Valle de Texas detuvieron a un grupo de 11 extranjeros indocumentados que caminaban entre el terreno cerca de Sarita, Texas. Una vez en la estación de la Patrulla Fronteriza de Kingsville, las verificaciones de registros revelaron que uno de los hombres, Rafael Rodríguez-Fernández, de nacionalidad salvadoreña, es un delincuente sexual condenado. Rodríguez fue arrestado en 2016 por el Departamento de Policía de Los Ángeles por penetración sexual con un objeto extraño mientra la víctima estaba inconsciente. Fue declarado culpable en enero de 2017 y sentenciado a 357 días de reclusión y cinco años de libertad condicional.

La Patrulla Fronteriza procesó a ambos sujetos en consecuencia.