Estados Unidos llevaba nueve años en la peor catástrofe económica en la historia del país cuando algunos de los líderes empresariales de Brownsville intercambiaron ideas sobre cómo impulsar la economía local y dar a los residentes algo en qué pensar además de estar sin trabajo y con hambre. Charro Days es lo que se les ocurrió. El primero se celebró en 1938 y se celebra todos los años desde 1945.

El presidente de Charro Days Inc., Henry LeVrier, dijo que las primeras celebraciones incluyeron carruajes tirados por caballos. En los primeros días se abrieron los puentes internacionales para que los residentes de ambos lados de la frontera pudieran circular libremente de un lado a otro.

“Es una celebración de la tradición”, dijo LeVrier en una entrevista de 2015. “Es una celebración de las culturas entre México y Estados Unidos y entre Brownsville y Matamoros. Hay mucho patrimonio, mucha tradición, y nos da la oportunidad de continuar esa tradición entre los dos países y las dos ciudades”.

Gradualmente, el evento de una semana de duración cada febrero se hizo más grande y ganó renombre, convirtiéndose en un gran atractivo para los lugareños y los extranjeros por igual, dijo.

“A lo largo de los años se ha corrido la voz”, dijo LeVrier. “Hemos aparecido en Texas Monthly y en otras revistas”.

La primera ceremonia del Mr. Amigo tuvo lugar en 1964 y pasó a formar parte de Charro Days en 1969. El primer Mr. Amigo fue el ex presidente mexicano Miguel Alemán Valdés. El segundo año fue Mario Moreno, “Cantinflas”, un actor, productor y guionista mexicano más conocido en los Estados Unidos por su papel de 1956 en “La vuelta al mundo en 80 días” junto a David Niven.

Sombrero Festival entró en el redil de Charro Days en 1986, una creación de Danny Loff.

LeVrier dio un saludo a “nuestros antepasados”, los hombres que idearon el concepto de Charro Days.

“Ellos plantaron la semilla y nos dieron una maravillosa oportunidad de construir un festival”, señaló.

El próximo año es grande, el 85 aniversario, dijo LaVrier.

“Si bien nos entristeció mucho tener que cancelar el evento este año, también estamos emocionados de pensar y planificar el próximo año porque será un saño muy especial”.

sclark@brownsvilleherald.com