El día amaneció lluvioso y frío para la segunda clínica de vacunación COVID-19 de la ciudad de Brownsville para personas de 65 años o más fuera del Centro ITEC. El personal de la clínica pudo administrar 1,000 dosis de la vacuna Moderna COVID-19 proporcionada por el Departamento de Salud del Condado de Cameron a los destinatarios preinscritos en solo unas horas.

Rigoberto Rangel averts his eyes as Brownsville Independent School District LVN Mirta Walle prepares his arm to administer the vaccine Saturday morning at the City of Brownsville’s COVID-19 vaccine clinic outside the ITEC Center.(Denise Cathey/The Brownsville Herald)

Parte de esa eficiencia se debe a la asociación de la ciudad con Texas Southmost College y el Distrito Escolar Independiente de Brownsville. Alrededor de 100 voluntarios de TSC donaron su tiempo para ayudar como corredores, ingresar datos, dirigir el tráfico y administrar la vacuna.

La universidad también ofreció el Centro ITEC para la sede de la clínica debido a su área interior para el personal y un gran estacionamiento que podría albergar a la clínica y a los receptores de la vacuna.

“100 personas renunciaron a su sábado por la mañana para estar aquí y servir a su comunidad, como un colegio comunitario, de eso se trata”, dijo Lynda López, directora ejecutiva de Avance y Comunicación de TSC.

Además, las enfermeras de los campus del Distrito Escolar Independiente de Brownsville atendieron varias de las 15 estaciones de la clínica para ayudar a vacunar a más residentes.

La clínica es la segunda dirigida por la ciudad luego de su designación el 1 de febrero por el Departamento de Servicios de Salud del Estado como proveedor aprobado, o centro, de la vacuna COVID-19. La designación se produjo después de una solicitud conjunta del Departamento de Salud Pública de la ciudad y el Departamento de Bomberos de Brownsville al estado para demostrar que podían cumplir con sus requisitos.

“Básicamente hemos podido demostrarle al estado que tenemos las habilidades y la experiencia, que son los paramédicos y los técnicos de emergencias médicas, para administrar las inyecciones, y que tenemos el equipo necesario [que son] los refrigeradores y el sistema de respaldo capaz de soportar la refrigeración de la vacuna, que en este caso es Moderna”, dijo el Dr. Arturo Rodríguez, Director de Salud Pública.

En el futuro, la ciudad espera implementar el programa de paramedicina comunitaria de la Unidad de Salud Integrada Móvil del departamento de bomberos para ayudar a cerrar la brecha de vacunación para los residentes que no pueden acceder a las clínicas de vacunas.

Mientras tanto, se proyecta que las 1,000 personas vacunadas el sábado recibirán su segunda dosis de Moderna alrededor del 13 de marzo.
Para obtener más información, visite www.btxcares.com.

—dcathey@brownsvilleherald.com