Asesinan a sobrino de Osiel Cárdenas por supuesto ajuste de cuentas

El sobrino del exjefe del Cartel del Golfo fue asesinado en Matamoros el sábado, confirmó una fuente de la policía estatal a The Monitor.

Enrique “Kike” Cárdenas-Guillén, sobrino de Osiel Cárdenas-Guillén, quien anteriormente dirigía el célebre Cartel del Golfo en Tamaulipas, fue baleado a quemarropa en Matamoros detrás de las instalaciones del edificio de la comisión federal de electricidad, según la fuente.

La fuente, que tiene conocimiento de la muerte, dijo que se trataba de una ejecución presuntamente ordenada por su primo, Alfredo Cárdenas. Ambos son sobrinos de Osiel Cardenas-Guillén.

Son parte de la facción del Cartel del Golfo que opera en Matamoros. Esa zona está dividida en dos grupos, uno que considera a Alfredo Cárdenas, el líder y el otro sigue órdenes de uno conocido como “Vaquero”, según la fuente.

En 2010, el notorio exjefe del Cartel del Golfo, Osiel Cárdenas-Guillén, fue condenado a 25 años en una prisión federal por su papel en el tráfico de estupefacientes y su uso de la violencia y la intimidación.

Está cumpliendo su condena en una prisión de máxima seguridad de Colorado.

vgonzalez@themonitor.com