El grupo de música regional mexicana conoce de primera mano los graves efectos de esta enfermedad, pues todos sus integrantes la padecieron el año pasado y uno de ellos estuvo a punto de ser intubado. Por eso, le dedican a los médicos en la primera línea de batalla esta producción lanzada el viernes.

“Lo más justo era dedicarle este disco a todo el personal médico, a las personas que de repente desafortunadamente perdimos, a los amigos, a la familia”, dijo el vocalista Edén Muñoz en una entrevista reciente por videollamada desde Mazatlán, Sinaloa, la ciudad de donde es originaria la agrupación.

“Hicimos un pequeño altar allá en nuestro disco, en la contraportada, pusimos obviamente con mucho respeto las fotos de muchas de las personas cercanas a nosotros que desafortunadamente perdimos… Sirve de agradecimiento al personal médico que se la ha estado rifando y ha estado en primera línea de batalla con la responsabilidad de salvar las mayores vidas posibles”, agregó Muñoz.

Los miembros de Calibre 50 se contagiaron en mayo, y de ellos el guitarrista Armando Ramos fue el más afectado. En el video del tema homónimo del disco, lanzado igualmente el viernes, recrea su historia desde una noche de fiesta donde se contagió, hasta que salió en silla de ruedas del hospital tras haber estado entre la vida y la muerte.

“Es algo muy crudo, muy directo, pero al final de cuentas muy cierto donde a veces anteponemos la fiesta y anteponemos esa ansiedad que nos provoca el encierro y realmente te estás jugando un volado en la vida porque ahí te contagias”, dijo Muñoz. “Al grado de casi casi intubarse, realmente estar en peligro tu vida y no solamente la de él sino de las personas que están cerca de nosotros, que también nosotros las contagiamos y que viene como esa bola de nieve haciéndose grande”.

El video se rodó en la clínica de un amigo y muestra las marcas faciales que dejan las mascarillas y trajes quirúrgicos a médicos, en este caso usados por miembros de la banda que completa el baterista Erick García. También muestra estadísticas del mal que ha cobrado más de 160.000 vidas en México.

Pero también buscaron un equilibrio en el álbum y que tuviera momentos de alegría o romanticismo.

“No puede ser todo el disco triste, teníamos que echar también el toro por los cuernos y de repente proponer cosas como una salsa, que tenemos por ahí, cumbia, canciones de amor, canciones bonitas”, dijo Muñoz.

Una de las sorpresas agradables es el cover de “Te quiero tanto, tanto” de OV7.

“Esa canción le gusta a todos”, dijo Alejandro Gaxiola, tubero de la banda laureada con el Latin Grammy. “Todo empezó con un tutorial que hizo por aquí Edén de cómo pasar una canción pop a regional y él lo hizo en su canal de YouTube y a la gente le estuvo gustando mucho. Creo que tomamos la decisión muy acertada de meterla en al disco”.

También destaca “Ella baila sola”, un tema en el que hablan de una chica que no necesita de un acompañarse para poder divertirse.

“No puede faltar un tema de fiesta en los discos de Calibre 50, de cotorreo”, dijo Ramos. “Una mujer que no necesita a nadie, ni sentirse más o menos que nadie; ella agarra su cotorreo solita, no ocupa bules para nadar, como decimos acá”.

El lanzamiento de “Vamos bien” se suma a la alegría de “Las número 1 de Calibre 50”, el álbum recopilatorio que lanzaron a mediados de enero con las 17 canciones que han logrado colocar en el primer puesto de la lista de música regional mexicana de Billboard, más que ninguna otra banda.

“Realmente nos emociona mucho y nos llena de mucho orgullo”, dijo Muñoz. “Porque representamos a la música mexicana, representamos a nuestro estado, representamos también a esta nueva generación de artistas que también estamos buscando trascender, como todos aquellos que han influido en nuestra música, como la vieja escuela… Ojalá y Dios nos permita seguir contando y sumando más”.