Vuelo de prueba de SpaceX termina con otra explosión

El segundo vuelo de prueba completo de SpaceX de su futurista nave estelar con forma de bala terminó el martes en otro ardiente aterrizaje forzoso.

BROWNSVILLE – El segundo vuelo de prueba completo de SpaceX de su futurista nave estelar con forma de bala terminó el martes en otro ardiente aterrizaje forzoso.

La compañía de Elon Musk lanzó su último prototipo de Starship desde el extremo sureste de Texas, dos meses después de que la prueba anterior terminara en un colapso igualmente explosivo.

El cohete de acero inoxidable a gran escala alcanzó su altitud prevista de 10 kilómetros (6,2 millas), un poco más baja que la anterior. Todo parecía ir bien cuando la nave estelar de 160 pies (50 metros) se giró y comenzó a descender. Pero no logró enderezarse a tiempo para aterrizar y se estrelló contra el suelo.

“Tenemos que trabajar un poco en ese aterrizaje”, dijo el comentarista del lanzamiento de SpaceX, John Insprucker. “Recordatorio: este es un vuelo de prueba”.

El próximo Starship estuvo cerca en el sitio de lanzamiento en Boca Chica, Texas, durante la prueba del martes, que duró 6 1/2 minutos.

Musk está desarrollando el Starship para transportar personas a Marte, quizás en unos pocos años. Es la etapa superior de sus naves lunares y marcianas previstas, destinadas a lanzarse sobre un megacohete llamado Super Heavy que aún se está desarrollando.

SpaceX intentó lanzar el Starship la semana pasada, pero no pudo obtener la aprobación necesaria de la Administración Federal de Aviación, lo que provocó un estallido en el Twitter de Musk.

SpaceX no cumplió con las regulaciones de seguridad para el vuelo del 9 de diciembre, dijo el martes un portavoz de la FAA, y necesitaba tomar medidas correctivas antes de continuar con las operaciones de lanzamiento. El vuelo del martes cumplió con todos los criterios de seguridad, según la FAA.