La grey católica de Brownsville celebró el martes el aniversario 11 de del obispo Daniel E. Flores, como sacerdote de la Diócesis de Brownsville.

En redes sociales, la Diócesis de Brownsville felicitó el liderazgo de quien llamaron “su pastor”, quien fue instalado el 2 de febrero de 2010 como sexto obispo de la diócesis. “Que el Señor continúe dándole salud y sabiduría en el ministerio aquí en el Valle del Río Grande”, publicaron en su cuenta de Facebook.

Hijo de Fernando Javier Flores y Lydia Dilley Flores, el obispo, de raíces de ambos lados de la frontera entre Texas y México, fue ordenado sacerdote en enero de 1988 en la Diócesis de Corpus Christi por el obispo Rene H. Gracida.

En septiembre de 1995, el Papa Juan Pablo II lo nombró capellán de Su Santidad, con el título honorífico de monseñor.

En 2000, fue nombrado canciller de la Diócesis de Corpus Christi. En septiembre de 2005, el obispo Edmond Carmody lo nombró para servir como rector de la Catedral de Corpus Christi, en Corpus Christi, Texas.

En octubre de 2006, el Papa Benedicto XVI lo nombró obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Detroit, en Michigan.

De acuerdo a su perfil, Flores ha sido reconocido por su apoyo a la creciente población de católicos hispanos.

El 9 de diciembre de 2009, el Papa Benedicto XVI nombró al obispo Flores como sexto obispo de Brownsville. Fue instalado el 2 de febrero de 2010 en la Basílica de Nuestra Señora de San Juan del Valle, santuario nacional, y así se convirtió en el tercer texano nativo en servir al Valle del Río Grande como obispo.