Vistiendo una blusa roja brillante y con el cabello oscuro sobre los hombros, la profesora de música Giana Hesterberg, en su casa de Brownsville, habló recientemente sobre su nuevo libro “¡Música, música, tú también puedes!” un libro educativo que desglosa conceptos musicales básicos para niños.

“Escribí este libro hace unos cinco o seis años, así que ha pasado un tiempo”, dijo mientras permanecía sentada en la mesa de su casa sosteniendo el libro con las manos. “Lo escribí para un concurso y el ganador de ese concurso iba a ser publicado con todos los derechos. Se basó en una organización sin fines de lucro en Arizona. No había sido publicado todavía, así que ingresé el manuscrito. No gané y luego se quedó en un segundo plano durante varios años”.

El libro les ofrece a los niños una lección fundamental de música, dijo Hesterberg. Añadió que el libro es interactivo, por lo que ayuda a los niños a moverse y no solo a sentarse a leer.

“Es interactivo, por lo que no solo está sentado leyendo con los estudiantes o sus hijos; se levantan, se mueven, aplauden ritmos y anotan valores, así que es como una lección introductoria de música”, dijo.

La músico dijo que se enamoró del piano desde los seis años y fue asesorada por uno de sus primos. Desde allí, toda su vida ha incluido música, especialmente clásica. Recuerda haber asistido a competencias en la Universidad de Texas-Austin cuando era más joven y sentirse asombrada por todos los talentosos músicos. “Como me dijo mi tío abuelo, verás lo bueno que eres y lo bueno que podrías haber sido, y eso es lo que pasa cuando te vas del Valle, hay mucha más competencia, hay mucho más talento, entonces la música va a ser siempre uno de los grandes amores de mi vida y solo quiero transmitir eso a los estudiantes”.

Hesterberg dijo que la enseñanza siempre ha sido parte de su vida. Ella ofrece lecciones privadas de piano y dijo que Brownsville tiene muchos artistas increíbles y talentosos.

“Nuestra ciudad es increíble en el departamento de bellas artes, especialmente en música. Me gradué del programa de bellas artes en la preparatoria Lopez y muchos de mis compañeros ganaron viajes completos a universidades y colegios de música porque tocaban muy bien sus instrumentos o cantaban muy bien”, dijo.