Extienden protestas por muerte de afroamericano

POR MATT WILSON
Redacción



PROTESTAN. Manifestantes de todas las razas se movilizaron frente al ayuntamiento de Edinburg en esa misma ciudad el sábado a raíz de la muerte de George Floyd en Minneapolis.

-Joel Martínez/The Monitor

EDINBURG — Las protestas en torno a la muerte de George Floyd y la brutalidad policial se extendieron al Valle del Río Grande el sábado y más de 100 personas se reunieron aquí frente al ayuntamiento a lo largo de University Drive para expresar su descontento con el tratamiento por parte de las fuerzas del orden público a las minorías en todo el país y pedir un cambio. Después de la muerte de Floyd, en la que un policía de Minneapolis se arrodillaba en su cuello durante un arresto provocando protestas y disturbios en todo el país.

Los manifestantes llevaban pancartas y carteles que pedían una reforma de las fuerzas del orden público y expresaban solidaridad con Floyd y otras muertes notorias personas pertenecientes a minorías bajo custodia policial.

"No hay justicia, no hay paz", cantaban los manifestantes con frecuencia.

"Las vidas negras importan", gritaban en otras ocasiones.

Con frecuencia, los autos que pasaban tocaban la bocina y mostraban señales de pulgares hacia arriba en una muestra de solidaridad.

Varios policías se pararon en el estacionamiento del ayuntamiento, interactuando con los manifestantes con poca frecuencia.

Ocasionalmente, uno se acercaría a un grupo de manifestantes que se habían reunido demasiado cerca de la carretera y los alejaría del tráfico.

El jefe César Torres, que vio parte de la protesta, la describió como de naturaleza pacífica.

"No hay problemas", dijo Torres, indicando que haría comentarios acerca de la manifestación a finales de esta semana.

La manifestación fue impulsada por un evento de Facebook creado a principios de esta semana que se distribuyó ampliamente en línea. Zak Borgia, el creador del evento y uno de los organizadores de las protestas, dijo que estaba sorprendido por la cantidad de atención que recibió la protesta y que el evento fue pospuesto el sábado por la mañana debido a preocupaciones de seguridad.

"Se hicieron ciertos tipos de amenazas contra algunos de los organizadores, y por su propia seguridad tuvieron que retroceder un poco", advirtió. "No podíamos entender una amenaza potencial a cualquier vida marrón o negra que se perdiese en este evento, por eso decidimos reprogramarla".

Borgia declinó dar más detalles sobre la naturaleza de las amenazas, pero la protesta se desarrolló a pesar de la cancelación. Según Borgia, el propósito de la protesta que él y otros siete organizadores habían programado el sábado era combatir el racismo en el Valle del Río Grande y apoyar a las víctimas del racismo

"El Valle es una comunidad predominantemente blanca y latinx y nuestra cultura tiene mucho racismo y anti-negritud arraigada en nosotros desde que éramos niños, así que esto es más o menos lo que estamos haciendo aquí", declaró. "Venimos aquí para mostrar solidaridad con nuestros hermanos y hermanas negros que están siendo asesinados todos los días simplemente por existir, y estamos aquí para abordar la lucha contra la negritud en el Valle. Estamos aquí para solidarizarnos con nuestros hermanos y hermanas que son asesinados, y estamos aquí para pedir justicia y acción en el caso de George Floyd".

Borgia, un estudiante y activista de UTRGV, señaló que aunque el evento fue teóricamente cancelado, estuvo en el lugar el sábado para garantizar que la manifestación permaneciera pacífica.

“Queremos asegurarnos de que todo se mantenga en paz. Queremos asegurarnos de que todos se mantengan seguros", dijo.

mwilson@themonitor.com