Lanza Texas operativo de desinfección con Guardia Nacional para combatir coronavirus en asilos de ancianos

Por AURORA OROZCO/El Nuevo Heraldo


El gobernador de Texas. Greg Abbott, inició el miércoles un operativo de desinfección con Guardia Nacional para combatir coronavirus en asilos de ancianos.

-Associated Press

El gobernador Greg Abbott activó el miércoles los equipos de desinfección de instalaciones de asilos de ancianos y para ayudar a limitar la propagación de COVID-19, apoyados por la Guardia Nacional de Texas.

De acuerdo al anuncioo del gobernador Abbott, estos equipos de desinfección de instalaciones, formados por elementos de la Guardia Nacional de Texas en coordinación con la Comisión de Salud y Servicios Humanos de Texas (HHSC, por sus siglas en inglés), darán un gran impulso para proteger a los texanos y limitar la propagación del coronavirus.

En el Valle de Texas, así como en el resto del país, se han presentado brotes de COVID-19 en asilos de ancianos de manera masiva, provocando que se tomen medidas estrictas para contener la propagación.

El mes pasado, el brote llevó al juez del condado Eddie Treviño Jr. a emitir una orden de manejo de emergencias destinada a establecer procedimientos de hogares de ancianos destinados a prevenir la propagación del virus.

Días antes, el Dr. Michael Mohan, la nueva autoridad de salud de Harlingen, emitió órdenes que prohibían que los hogares de ancianos y los centros de rehabilitación de la ciudad compartieran el personal de atención médica y transfirieran a los residentes a otras instalaciones.

El lunes, el gobernador Greg Abbott emitió una orden que ordena al departamento de salud estatal que evalúe a todos los pacientes y el personal del hogar de ancianos del estado.

Abbott emitió la orden basada en las pautas federales “para garantizar que cualquier grupo potencial de casos de COVID-19 en hogares de ancianos se detecte y contenga rápidamente”, indica el comunicado de prensa.

Mientras tanto, los hogares de ancianos determinan si se aceptan pacientes del hospital.

Seis equipos ya han sido movilizados a instalaciones en todo el estado con más que están por llegar.

“La Guardia Nacional de Texas desempeña un papel crucial en nuestra respuesta continua a COVID-19, y estoy agradecido por su trabajo para abordar los desafíos únicos que enfrentan nuestros hogares de ancianos durante esta pandemia”, dijo Abbott. “La capacitación que han recibido estos miembros de la Guardia les proporcionará el conocimiento y las herramientas que necesitan para proporcionar esta asistencia crucial a estas instalaciones”.

Por su parte, el mayor general Tracy Norris dijo que “la Guardia Nacional de Texas acepta fácilmente esta nueva misión. Nos tomamos muy en serio nuestra responsabilidad de proteger a todos los texanos, especialmente a nuestras poblaciones más vulnerables”.

Estos equipos de desinfección de las instalaciones están formados por miembros de la Guardia de la Fuerza de Tarea Conjunta 176, y cada equipo está equipado con suministros únicos, como equipos de protección personal avanzados, pulverizadores ionizados y óxido vital.

Los equipos recibieron capacitación del sexto equipo de apoyo civil del Departamento Militar de Texas, que se especializa en la evaluación de desastres naturales y provocados por el hombre y la respuesta rápida en entornos peligrosos.

La Guardia Nacional de Texas actualmente está apoyando la lucha contra COVID-19 en Texas al proporcionar apoyo para la fabricación de equipos de protección personal, apoyo del banco de alimentos, pruebas móviles de COVID-19 y puntos de distribución de artículos esenciales.