Fuerte caída de ventas en el Valle

Redacción


Cierre de negocios, como Suerte Bar and Grill en el centro de la ciudad de Mcallen han notado entre otros el impacto negativo por COVID-19.

-Joel Martinez/The Monitor

HARLINGEN — Algunas de las ciudades más grandes del Valle mostraron los primeros efectos deprimentes de los hábitos de gasto de COVID-19, con fuertes caídas en números mensuales del impuesto sobre las ventas para marzo.

South Padre Island bajó 31.33 por ciento en marzo comparado con el año pasado, Brownsville bajó 8.61 por ciento, McAllen bajó 7.96 por ciento y Harlingen bajó 5.41 por ciento.

Mercedes, muy dependiente de las ventas en su centro comercial, bajó un 29.20 por ciento durante el mes.

Marzo es uno de los cuatro meses del año cuando las cifras de impuestos sobre las ventas también incluyen contribuyentes trimestrales y mensuales, lo que quizás oculta la caída real.

Eso se verá más prominentemente, en los números de abril que estarán disponibles dentro de un mes advirtió el miércoles el interventor Glenn Hegar.

A nivel estatal, se asignaron $824.1 millones a ciudades, condados, sistemas de tránsito y distritos tributarios para propósitos especiales, una disminución del 5 por ciento en marzo de 2019.

En otras partes del Condado Hidalgo, Edinburg bajó un 2,65 por ciento en marzo, Pharr bajó un 0,85 por ciento, Weslaco registró un negativo 0,66 por ciento y Mission subió un 1,30 por ciento.

San Benito subió 15.59 por ciento, Los Fresnos subió 11.23 por ciento y Port Isabel subió 4.84 por ciento.