Disminuyen personal y limitan casetas en puentes internacionales

Por AURORA OROZCO/El Nuevo Heraldo


Largas y lentas filas se presentan en los puentes internacionales del Condado de Cameron y Matamoros.

-Por AURORA OROZCO/El NUevo Heraldo

“Si no tiene a qué ir, no crucé la frontera”, dicen las autoridades de Brownsville y Matamoros tras el incremento en los tiempos de espera en los diferentes puertos de entrada entre las dos ciudades.

Esta semana, de manera sorpresiva, y a pesar de las restricciones del gobierno federal de EEUU, los viajeros esperaron hasta seis horas para cruzar de Matamoros a Brownsville.

En un comunicado, Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU (CBP por sus siglas en inglés) informó que tomó la medida de “ajustar el personal en consecuencia para abordar las necesidades operativas, y esas necesidades pueden fluctuar de vez en cuando”.

Entre las medidas adoptadas por CBP esta semana está la disminución de sus oficiales en las casetas de inspección que revisan los documentos de los viajeros.

En todos los puentes del Condado de Cameron se pudo observar solo una caseta de inspección operando la mayor parte del tiempo, lo que hizo que el tráfico avanzara más lento.

De acuerdo a algunos oficiales que han omitido sus nombres, señalaron que debido a los casos de oficiales que han dado positivo a la prueba de COVID-19, incluso muerto, es que se tomaron las medidas de limitar las casetas de revisión.

En general, CBP ha tenido 334 empleados federales con resultado positivo para COVID-19, de los cuales tres lamentablemente han muerto como resultado del virus, informó CBP en su sitio de internet, reportando a Texas con 28 casos.

En la conferencia de prensa el pasado miércoles 6 de mayo, el juez del Condado de Cameron, Eddie Treviño, Jr., lamentó que en semanas pasadas los agentes de CBP en los puentes internacionales no contaban con el equipo suficiente para prevenir el coronavirus, como son guantes y máscaras.

En un recorrido por los puentes, el Nuevo Heraldo pudo observar que los viajeros no portaban los cubrebocas, ni guantes, ni guardaban la distancia social requerida al momento de tratar de ingresar a EEUU.

Según CBP, a nivel nacional, el tráfico de vehículos de pasajeros en los puertos de entrada ha disminuido en más del 50 por ciento desde que se implementaron las restricciones a los viajes no esenciales.

Asimismo, menos migrantes están tratando de ingresar a Estados Unidos de manera ilegal desde México ante las nuevas reglas que fueron implementadas por el brote de coronavirus, informaron el jueves las autoridades estadounidenses.

La orden de salud pública se renovó en un principio por 30 días y se tiene previsto que expire este mes. Sin embargo, Mark Morgan, comisionado interino de la Oficina de CBP y el subcomisionado Robert Perez insinuaron el jueves que las restricciones de salud pública podrían permanecer en vigor más tiempo incluso cuando Estados Unidos comienza a reducir las medidas de confinamiento.

Morgan también dijo que los agentes fronterizos han detenidos a sus primeros dos migrantes con casos confirmados de COVID-19. El primero era de la India y fue arrestado cerca de Calexico, California, el 23 de abril. El segundo era un mexicano capturado esta semana mientras trataba de ingresar a Estados Unidos para buscar atención médica para su enfermedad.